¿Quién gobernará Alemania? Posibles combinaciones | Temas electorales | DW | 18.09.2005
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Temas electorales

¿Quién gobernará Alemania? Posibles combinaciones

El panorama electoral alemán es incierto. Nadie sabe cuál o cuales serán los gobernantes los próximos 4 años. Aunque ninguno logró la mayoría absoluta todos quieren ser canciller. Probables combinaciones.

default

Debate de jefes de partido


Todo empezó como un sueño para el partido cristianodemócrata alemán. Hace seis semanas la victoria se daba como segura y la campaña política logró hacer pensar que la próxima canciller sería Angela Merkel. Hoy, después de conocerse los primeros pronósticos, ni siquiera eso está asegurado. Su partido, el CDU/CSU logró 35,3%, mucho menos de lo calculado, un 45 por ciento. Es más, los conservadores sufrieron la 3a peor derrota de su historia.

Pero si los favoritos no pueden ahora celebrar la victoria que esperaban, el partido socialdemócrata (SPD) no puede más que respirar profundo porque, a pesar de todo, la derrota anunciada no llegó tan fuerte como se temía. El SPD logró el 34,2% de la votación.

Liberales e izquierda disidente los ganadores

Habiendo obtenido alrededor del 10,2%

Bildergalerie Wahl05 FDP Parteitag

Guido Westerwelle, jefe del partido liberal alemán FDP.

de los sufragios, el partido liberal alemán, FDP, obtuvo uno de los mejores resultados de su historia y se convierte así en un fuerte competidor por una de las sillas en la mesa de negociaciones por la formación de un nuevo Gobierno.

¿Hay con quién?

De ello no hay duda. La cuestión es cuál de los líderes políticos dará el primer paso a cualquiera que sea una coalición realista y estable. Si nos hemos de atener a las cifras, hasta el momento, una gran coalición de los dos partidos populares alemanes, CDU y SPD sería la alianza más fuerte, por las cifras, más no por las convicciones defendidas.

La verdad es que Angela Merkel ha rechazado, vehementemente, una cohabitación con el partido de Schröder. Por otra parte, es imposible que el "aún" canciller, acepte estar bajo el mando de la "Dama de hierro" alemana. Pero los resultados no reflejan otra cosa que la voluntad de los electores: la mayoría quería un cambio de Gobierno, pero con Schröder la cabeza.

Schröder pierde mayoría, Merkel no la gana

Ahora bien, cierto es que la actual coalición de Gobierno perdió la mayoría, sin que esto empero, signifique que la oposición conservadora y liberal hubiera logrado una ventaja convincente.

Semáforo político

Abendstimmung in Berlin mit Ampel

¿Semáforo político en Berlín?

¿Cuales son entonces las posibilidades de componer un nuevo Gobierno? A la composición de una llamada "coalición semáforo", de socialdemócratas (rojo), ecologistas (verde) y liberales (amarillo), el líder liberal del FDP Westerwelle le expedió partida de defunción sin que ni siquiera se hubiera dado a luz.

Aún así, dicha combinación no es del todo, irreal, pues en efecto, ha existido a nivel regional. Decidido está, por lo demás, que el SPD no emprenderá ninguna coalición con la alianza izquierdista disidente de su partido al frente de Oskar Lafontaine.

"Coalición Jamaica"

Si una "coalición semáforo" es pues, hasta ahora, improbable, ¿lo es también una "coalición Jamaica"?

Jamaika Flagge

¿Jamaika en Alemania?

El nombre de este país caribeño sale a relucir por los colores de su bandera: negro, amarillo y verde. Y estos son, en efecto, los colores de otra de las posibles coaliciones. Dicha alianza la conformarían los cristianodemócratas que aportan el negro, los liberales el amarillo y los Verdes el color restante.

Por aventurada que suene, esta combinación no es descartable, por que como lo demuestra la Realpolitik, los conservadores ya han formado gobiernos de coalición con Los Verdes, aunque sea a nivel regional y local.

O acaso ¿nuevas elecciones?

Esta es la pregunta del millón. No contando ninguno de los partidos con un mandato claro y oponiéndose todos a "cohabitar" con preferidos o contradictores, habría que ventilar la posibilidad de convocar, por segunda vez a elecciones. ¿Será posible?