¿Qué tan poderoso es el primer ministro británico? | Europa | DW | 24.07.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

¿Qué tan poderoso es el primer ministro británico?

Del "brexit" al conflicto iraní: la elección de Boris Johnson como sucesor de Theresa May tiene consecuencias de gran alcance para Gran Bretaña, la UE y el mundo. ¿Pero qué poderes tiene él como jefe de gobierno?

 Boris Johnson, nuevo primer ministro de Gran Bretaña

Boris Johnson, nuevo primer ministro de Gran Bretaña

Especialmente en términos de política exterior, Johnson enfrenta enormes desafíos con el "brexit" y las tensiones en la región del Golfo. Sin duda, como primer ministro británico, será una de las personas más poderosas del mundo. 

El "top job" y sus límites

Al igual que el/la canciller alemán/a, el primer ministro británico, como parte de su competencia política, determina la dirección de la política gubernamental o, como lo indica el sitio web del gobierno del Reino Unido, es "en última instancia el responsable de las políticas y decisiones gubernamentales".

El hombre o la mujer en Downing Street nombra a los ministros del gabinete, determina o confirma el nombramiento de embajadores y jefes de inteligencia, y supervisa el trabajo de los ministerios y agencias gubernamentales. Hasta hace unos años, el primer ministro tenía, al igual que la jefa de Estado, la reina Isabel II, el poder de proponer la disolución del Parlamento y llamar a nuevas elecciones. Esta posibilidad fue abolida por una ley introducida en 2011.

Aquello de que el poder político del jefe de gobierno británico es ilimitado, no es tan cierto. Recientemente se han demostrado sus limitaciones producto del caos que ha rodeado el intento de retirada de Gran Bretaña de la Unión Europea. Como regla general, el primer ministro, como jefe del partido líder en la Cámara de los Comunes, tiene un poder de decisión de gran alcance. Pero la feroz disputa sobre el acuerdo del "brexit" negociado por Theresa May con Bruselas, con el que fracasó tres veces frente a un Parlamento incapaz de llegar a la mayoría, ha planteado nuevas preguntas sobre el verdadero poder político del jefe de gobierno, especialmente en tiempos de crisis. "Ella todavía está en el cargo, pero no está realmente en el poder", escribió la BBC dos días antes del anuncio de la renuncia de May en mayo.

La reina realiza nombramientos y puede despedir (teóricamente)

Los fanáticos de la serie de Netflix "The Crown" lo saben, y también la película "The Queen" de 2006 muestra la tradición: si se nombró un nuevo primer ministro, habrá una audiencia en el palacio de Buckingham, donde la reina oficialmente da su consentimiento para formar gobierno. Dado aquello de "a discreción de Su Majestad", la reina puede, en teoría, anular los nombramientos en cualquier momento. En la práctica, ella despide al jefe de gobierno solo si este presenta la renuncia.

Incluso después de la designación, el primer ministro y la monarca permanecen en contacto constante. Una vez por semana, el jefe de Gobierno y la jefa de Estado se reúnen y discuten temas de política actual. Si una reunión personal no es posible, se realiza una llamada telefónica. Aunque la reina está comprometida con la neutralidad política, tiene "el derecho y el deber de hablar sobre asuntos gubernamentales" durante las sesiones estrictamente confidenciales, según señala el sitio web de la familia real.

Cartas secretas a la Armada Real

Formalmente, la reina preside las Fuerzas Armadas de Reino Unido, pero de facto el jefe de Gobierno asume los deberes de comandante en jefe. Como tal, solo él o ella pueden autorizar el uso de armas nucleares.

Para el caso de muerte en un ataque nuclear hostil, cada primer ministro, al comienzo de su mandato, escribe cartas de alto secreto a los comandantes de los cuatro submarinos de la Marina Real que portan los misiles balísticos intercontinentales del programa nuclear British Trident.

El número de instrucciones posibles en las llamadas "cartas de último recurso" es muy limitado, dijo el historiador Matthew Selig en 2016 a la BBC: "No haga nada; inicie un ataque de represalia; ofrézcase a un aliado como Estados Unidos; use su propio juicio". Frente a un cambio de primer ministro, las cartas del antiguo titular se destruyen sin leer.

(mn/jov)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube | 

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema