¿Qué tan ecológica es Angela Merkel? | Alemania decide | DW | 15.09.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania decide

¿Qué tan ecológica es Angela Merkel?

A nivel internacional, la canciller alemana, Angela Merkel, aboga por la protección climática y una industria libre de energías fósiles. ¿Qué ha logrado en términos ecológicos en los 12 años que gobierna Alemania?

La canciller alemana, Angela Merkel.

La canciller alemana, Angela Merkel.

Desde 2005, la jefa del partido cristianodemócrata CDU es canciller de Alemania. Primero gobernó en una coalición con los socialdemócratas (SPD), después con el partido liberal FDP y, desde 2013, de nuevo con el SPD.

Al comienzo de su primer mandato, Angela Merkel ganó fama como la "canciller del clima". A nivel europeo e internacional, intercedió a favor de una notable reducción de los gases de efecto invernadero. "A nivel global, le debemos mucho a la Sra. Merkel en términos de protección climática", dice el experto en temas relacionados al clima Christoph Bals, de la organización medioambiental Germanwatch.

Más información:


-Gobierno alemán presenta plan maestro contra cambio climático

-El cambio climático en Alemania, cada vez más evidente

"En la primera cumbre climática en Berlín, en 1995, abogó por la protección climática en su calidad de ministra de Medio Ambiente; en el G8 en Heiligendamm (2007) logró que el entonces presidente estadounidense, George W. Bush, aceptara limitar el calentamiento global a dos grados centígrados; y en la cumbre del G7 en Elmau (2015), puso el tema de la descarbonización en la agenda mundial", según Bals.

Más allá de ello, el balance climático de Merkel es mucho menos espectacular, explica Bals en entrevista con DW. "Merkel es muy oportunista y regularmente suele ceder ante el ala económica de su partido. Bajo la presión de la industria automotriz, estrechamente ligada a su partido, evitó fijar límites más estrictos para los automóviles", critica el experto.

Defensores del medio ambiente protestan contra la energía del carbón.

Protesta en Alemania contra la energía del carbón.

Claudia Kemfert, del Instituto Alemán de Investigación Económica (DIW, por sus siglas en alemán), comparte la opinión de Bals: "A nivel nacional, Merkel fracasó en cuanto a la protección del clima. En el escenario mundial lucha por alcanzar acuerdos climáticos internacionales, mientras que en casa no logra cumplir las metas climáticas".

¿Logrará Alemania cumplir sus metas ecológicas?

Alemania se propuso reducir hasta 2020 los gases de efecto invernadero en un 40 por ciento comparado con los niveles del año 1990. Según todos los pronósticos, no lo logrará a menos que haya un claro cambio de rumbo.

En 2016, el país solo había logrado una reducción del 28 por ciento comparado con 1990. A este paso, se pronostica que hasta el año clave de 2020 la reducción será aproximadamente del 30 por ciento. 

En ese caso, Alemania fracasaría en su intento por cumplir sus metas anunciadas a nivel internacional. "Eso conllevaría una enorme pérdida de credibilidad en el escenario global", advierte el investigador Mojib Latif, del Centro Helmholtz de Investigación Oceanográfica en Kiel.  "En consecuencia, Alemania ya no sería tomada en serio. No causa buena impresión cuando alguien anuncia una cosa, pero no la cumple".

En opinión de Latif, "todos los partidos de la actual coalición de gobierno impiden la protección climática, sobre todo el abandono de la energía del carbón". Asimismo, critica el hecho de que se frene la expansión de las energías renovables por parte del Gobierno alemán y la falta de avances ecológicos en cuanto a la agricultura y el transporte.

¿Es Merkel demasiado débil?

"Merkel no está en contra de un giro energético. En el pasado, lamentablemente prestó demasiada atención a los lobistas, que critican el giro energético e impiden los cambios necesarios. Hay demasiada cercanía entre los políticos y la industria", dice Kemfert.

La industria de las energías fósiles solo persigue sus propios intereses y, mientras las centrales carboeléctricas sigan llenando las arcas, seguirá frenando el giro energético, sostiene.

Expertos como Claudia Kemfert aseguran que es indispensable despedirse del carbón, expandir las energías renovables, hacer un uso más eficiente de las energías en general y desarrollar un transporte más ecológico con la electromobilidad.

En nuestra página especial #Alemaniadecide encontrará extenso material sobre las elecciones alemanas que se celebrarán este 24 de septiembre.

Autor: Gero Rueter (VT/ERS)

DW recomienda

Enlaces externos