¿Qué significa el resultado de las elecciones intermedias para EE. UU.? | El Mundo | DW | 07.11.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

¿Qué significa el resultado de las elecciones intermedias para EE. UU.?

Republicanos y demócratas ganan algo, pero también pierden en cierto sentido. Aquí las respuestas a las grandes preguntas.

¿Quién es el verdadero ganador de estas elecciones?

Los demócratas han logrado la mayoría en la Cámara de Representantes y celebran esta victoria. A partir de enero, los legisladores electos ocuparán sus escaños. Aunque en realidad se esperaba más de los demócratas, a saber, una ola azul (color con el que se identifica esa formación política). En ese sentido, las expectativas no se han visto satisfechas del todo. "Se pensaba que Donald Trump iba a recibir una lección que actuase como sanción por el estilo insoportable con el que está marcando la política estadounidense”, dice el experto en Estados Unidos Thomas Jäger.

En lugar de eso, los demócratas solo han alcanzado un objetivo de mínimos: asegurarse una mayoría en una de las cámaras. Jäger cree que Trump es el verdadero ganador de estos comicios. Y es que "entretanto, sigue siendo indiscutido en su partido y tiene menos adversarios en el Parlamento”. Si Trump volviera a presentarse como candidato presidencial, probablemente contaría con el apoyo de la mayoría de su partido.

¿Cuál es el mayor obstáculo de los demócratas en la Casa de los Representantes?

Tener que gobernar con un Congreso tan dividido ha sido una situación bastante común en la historia de Estados Unidos. Generalmente ha significado la paralización política del país, pues los demócratas pueden ahora bloquear en el Congreso la política de Trump. Un Congreso dividido significa sobre todo que ambas cámaras tienen que aprobar el mismo texto para los proyectos de ley. "Ese será el mayor obstáculo”, dice el politólogo Jäger.

El proceso legislativo es más sencillo cuando ambas cámaras están controladas por el mismo partido. Aunque en ese caso es difícil que en el Senado estén representados intereses diferentes que en la Cámara de Representantes.

Thomas Jäger, Uni Köln (privat)

Thomas Jäger es profesor de política internacional en la Universidad de Colonia

¿Qué posibilidades tienen los demócratas de debilitar a Trump?

Los demócratas tendrán ahora más influencia en el proceso legislativo. "Esto vale especialmente para las cuestiones presupuestarias. El presupuesto tiene que formularlo y acordarlo la Cámara de Representantes”, aclara Jäger. Y como hay puntos en los que las posturas son muy encontradas, como por ejemplo las intenciones el presidente respecto a un muro en la frontera con México, habrá mucho debate al respecto. "Para eso los demócratas no van a dar dinero”.

Otro instrumento serán las comisiones. Al contrario que en Alemania, el partido con mayoría tiene la presidencia de todas las comisiones. Y los presidentes de las comisiones tienen un papel muy importante. Pueden fijar comparecencias, utilizar las comisiones como comisiones de investigación y citar a testigos. Además, pueden exigir al Gobierno los documentos que este no quiere hacer públicos.

Los demócratas también intentarán que Trump entregue su declaración de impuestos. Hasta ahora es el único presidente que se ha rehusado hacerlo. Sus críticos esperan sobre todo encontrar indicios de supuestos vínculos financieros con Rusia u otros actores.

Ver el video 03:11
Now live
03:11 minutos

Elecciones en EE. UU: los demócratas ganan la Cámara Baja

¿Es realista esperar un procedimiento de destitución?

El llamado proceso de impeachment tiene dos partes: la primera es la acusación, que lleva a cabo la casa de Representantes y que puede ser aprobada con una mayoría simple. La segunda es el trámite que se lleva a cabo en el Senado. Allí también se desarrolla un juicio. "Ahí la Cámara de Representantes no juega papel alguno. En el Senado se necesitan dos tercios de votos a favor de la acusación y eso no es realista”, dice Jäger. Ello implicaría que 67 de los 100 senadores tendrían que apoyarla, un obstáculo que difícilmente se superaría. No bastaría con que los demócratas quisieran deshacerse de Trump, también tendría que haber republicanos. "Eso podría pasar si durante el proceso surgieran pruebas que llevasen a algunos a decir basta. Pero tales pruebas no existen a día de hoy. Si fuera así, la situación sería otra”.

¿Qué le espera ahora a Trump?

Por primera vez, el presidente estadounidense está sometido a control parlamentario. En caso de un gran desafío, se podría llegar a un bloqueo. "Aún no sabemos si continuará en su camino hacia la polarización o buscará algún tipo de cooperación”, subraya el experto. La ventaja para el mandatario es que los republicanos vuelven a controlar el Senado. Además, Trump ya ha designado a dos jueces para el Tribunal Supremo, lo cual es una conquista muy influyente.

(EAL/CP)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema

Publicidad