¿Qué papel jugará la UE en política exterior? | El Mundo | DW | 23.11.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Opinión

¿Qué papel jugará la UE en política exterior?

¿Intentará la UE seguir siendo un aliado cercano de EE. UU. o tratará de lograr una mayor independencia? Macron y la ministra alemana de Defensa no están de acuerdo sobre el futuro del bloque, opina Michaela Küfner.

El actual desacuerdo sobre el presupuesto y fondo de recuperación del coronavirus de la UE de 1,8  billones de euros para los próximos siete años, es música para los oídos de China y Rusia. La disputa también podría ser interpretada por el presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, como evidencia de que el bloque sigue siendo un parque de juego para los intereses de Estados Unidos y cualquier cosa menos el actor unido, soberano y estratégico que tan a menudo es presentado en las discusiones internas de la UE.

El presidente francés, Emmanuel Macron, insiste en que la UE debería ser precisamente dicha entidad. Sin embargo, la ministra alemana de Defensa, Annegret Kramp-Karrenbauer, ha expresado su escepticismo y calificado de "ilusión" la "autonomía estratégica europea". A su parecer, los "europeos no pueden compensar el rol decisivo que juega Estados Unidos como garante de la seguridad".

Esa opinión fue confirmada por el pánico que estalló entre todos los aliados de Estados Unidos después del reciente anuncio del presidente Donald Trump de que su país retiraría un número significativo de soldados de Afganistán e Irak en enero. De hecho, los actores europeos tampoco podrán llenar este vacío estratégico.

Michaela Küfner es jefa corresponsal de política en DW

Michaela Küfner es jefa corresponsal de política en DW

Soberanía a la francesa

Sin embargo, si se mira más de cerca se notará que Macron y Kramp-Karrenbauer persiguen objetivos estratégicos similares para la UE. "Nuestra aspiración debe ser que Alemania y Europa le den forma activamente a nuestro propio vecindario y al orden global", dijo la ministra a estudiantes de la Universidad de las Fuerzas Armadas de Alemania, en un discurso. Las aspiraciones de Macron se parecen, pero son de alguna manera más grandiosas.

Macron, quien lidera la única potencia nuclear que queda en la UE, quiere establecer un "consenso parisino", que abarque el dominio estratégico, económico y social, para contrarrestar el "consenso de Washington" del capitalismo global. Aunque Alemania considera a la UE como parte integral de una comunidad occidental liderada por Estados Unidos y unida por valores compartidos, Macron está en desacuerdo. "No compartimos los mismos principios", expresó el mandatario, ya que Europa "valora la igualdad, lo que no se puede decir de Estados Unidos". Sin embargo, Macron es hasta ahora prácticamente el único líder de la UE dispuesto a salirse de la órbita estadounidense.

El bajo perfil de Merkel

La canciller alemana Angela Merkel no ha participado en las críticas a Estados Unidos. Durante la presidencia de Trump, incluso hizo todo lo posible para enfatizar cuán importante es Estados Unidos como aliado para Europa. Merkel discrepó además de la afirmación de Macron de que la transferencia de fondos y el endeudamiento colectivo constituían "piedras angulares" para transformar la eurozona en una unión genuina. El portavoz de Merkel enfatizó que Alemania aceptará únicamente la responsabilidad "temporal" por la deuda de otros estados miembro de la UE.

Annegret Kramp-Karrenbauer en su discurso de apertura en la Universidad de las Fuerzas Armadas de Alemania, en Hamburgo (17.11.2020)

Annegret Kramp-Karrenbauer en su discurso de apertura en la Universidad de las Fuerzas Armadas de Alemania, en Hamburgo (17.11.2020)

Kramp-Karrenbauer ha urgido a los legisladores alemanes a abordar públicamente las "verdades inconvenientes". Con esto, se refiere a la situación geopolítica de la UE y especialmente a su rivalidad con China. El legislador conservador Ralph Brinkhaus no parece compartir su opinión. El líder del grupo parlamentario de la Unión Demócrata Cristiana (CDU) lamentó recientemente que los asuntos de política exterior podrían "desafortunadamente" jugar un papel en el período previo a las elecciones generales de 2021.

Durante su último mandato como canciller, Merkel también se ha alejado del debate público sobre temas de política exterior, como el uso de drones, el despliegue de tropas alemanas en el extranjero o la búsqueda de intereses nacionales por medios militares. La iniciativa de Kramp-Karrenbauer de promover el debate de política exterior es una muestra interesante de lo que podría suceder cuando Merkel deje el cargo, viniendo de la mujer que intentó y no logró posicionarse como potencial sucesora de la canciller. La ministra de Defensa de Alemania se muestra así como ya liberada de la influencia de Merkel, algo que los miembros de la CDU anhelan y temen al mismo tiempo.

(rr/er)

DW recomienda