¿Qué está haciendo la UE por los desertores rusos? | Europa | DW | 28.09.2022
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

¿Qué está haciendo la UE por los desertores rusos?

La UE está dividida sobre cómo tratar los reclutas rusos que huyen. Algunos países no quieren acogerlos. Otros están dispuestos a hacerlo, como Alemania, por ejemplo. La UE está buscando una línea común.

El reciente llamado del presidente ucraniano Volodimir Zelenski a los rusos fue inequívoco: "No se rindan a la movilización criminal, huyan". Cientos de miles de rusos en edad militar respondieron a la movilización huyendo a países vecinos a los que pueden viajar sin visa. Imágenes de satélite muestran filas de automóviles de un kilómetro de largo en las fronteras con Georgia, Kazajistán, Finlandia y Mongolia. Los pocos vuelos internacionales desde Rusia se agotaron en cuestión de horas la semana pasada.

Cierre de fronteras para los objetores de conciencia

Los gobiernos de Kazajstán y Georgia finalmente dieron la bienvenida a todos los rusos que huían de la movilización. "Tenemos que garantizar su seguridad. Este es un tema político y humanitario", dijo el presidente kazajo Kassym-Jomart Tokayev.

Turquía, por otro lado, parece querer evitar en gran medida que los rusos ingresen al país. Turkish Airlines canceló sus conexiones a Bielorrusia y a varios destinos en Rusia a finales de año. Desde la invasion de Ucrania, Turquía ha sido uno de los pocos países con los que todavía había conexiones directas desde Rusia.

 

Los Estados bálticos cerraron en gran medida sus fronteras terrestres con Rusia y han estado negando la entrada a los turistas rusos desde mediados de mes. El ministro de Relaciones Exteriores de Letonia, Edgars Rinkevics, dijo que esto respondía a preocupaciones de seguridad, mientras que su homólgo de Lituania, Gabrielius Landsbergis, expresó que su país "no dará asilo a quienes se escapen de sus responsabilidades”, ya que "los rusos deberían quedarse y luchar contra Putin".

Según Frontex, la agencia de protección fronteriza de la UE, unos 66.000 ciudadanos rusos llegaron a la UE la semana pasada, 30.000 de ellos solo a Finlandia, lo que representa 30% más que en la semana anterior.

Mientras tanto, las autoridades fronterizas de Finlandia han propuesto construir una valla a lo largo de partes de la frontera con Rusia.

Alemania quiere dar asilo a desertores

En principio, el gobierno federal garantiza el derecho de asilo para los reclutas que huyen de Rusia. "Cualquiera que se oponga valientemente al régimen del presidente Vladimir Putin y, por lo tanto, se ponga en mayor peligro puede solicitar asilo en Alemania debido a la persecución política”, explicó la ministra del Interior, Nancy Faeser.

Un sacerdote ortodoxo realiza un servicio para reclutas de la movilización parcial antes de su partida hacia bases militares, en Bataysk, Rusia

Un sacerdote ortodoxo realiza un servicio para reclutas de la movilización parcial antes de su partida hacia bases militares, en Bataysk, Rusia

El problema es que según las normas aplicables, un solicitante de asilo debe presentar su solicitud donde pise por primera vez suelo de la UE. Estos son países vecinos o países a los que se puede llegar en avión y desde el comienzo de la invasión no ha habido vuelos directos a destinos europeos. Por lo tanto, es prácticamente imposible que los rusos soliciten asilo en Alemania.

Difícil situación legal

También está la cuestión legal. Si un desertor es amenazado con prisión, ¿es esto persecución en términos de la ley de asilo? El manual de la organización de refugiados de la ONU establece que el "miedo al enjuiciamiento y al castigo por deserción o negarse a hacer el servicio militar por sí solo no constituye un temor justificado de persecución en el marco de la Convención de Refugiados", dice el experto británico en migración Colin Yeo en la página web de Free Movement.

Sin embargo, según el abogado, si los reclutas rusos demuestran de manera creíble que se vieron obligados a cometer crímenes de guerra en Ucrania, esto podría resultar en un reclamo de protección bajo la Convención de Ginebra sobre refugiados. "La ley relacionada con el servicio militar no hace fácil que un desertor pruebe su caso", apunta Yeo. Por un lado, existe la amenaza de Crímenes de Guerra. Por el otro, la declaración general de que los desertores no tienen derecho al asilo.

(rr/jov)

DW recomienda