Pyongyang pospone ataque a la isla de Guam | El Mundo | DW | 16.08.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Pyongyang pospone ataque a la isla de Guam

Este martes (15.8.2017), el líder norcoreano pospuso el lanzamiento de misiles contra la isla estadounidense de Guam con que había amenazado a Washington. La Casa Blanca insiste en que el diálogo depende de Kim Jong-un.

KCNA, la agencia de noticias estatal de Corea del Norte, informó este martes (15.8.2017) que el "hombre fuerte” de Pyongyang, Kim Jong-un, había postergado hasta nuevo aviso el lanzamiento de misiles contra la isla estadounidense de Guam y que éste analizaría "durante un poco más de tiempo” el comportamiento "estúpido” de Estados Unidos a la espera de su reacción. El líder norcoreano advirtió, eso sí, que podría cambiar de opinión en cualquier momento.

"Los Estados Unidos deberían en primer lugar tomar la decisión correcta y demostrar con su comportamiento su intención de rebajar las tensiones y de evitar un peligroso conflicto militar en la península coreana”, declaró Kim, según KCNA. Si Washington continúa con "sus acciones (…) en la península coreana”, se tomará de inmediato una "importante” decisión, añadió el mandamás norcoreano, aludiendo probablemente a las maniobras militares conjuntas de Estados Unidos y Corea del Sur, previstas para el lunes (21.8.2017).

Poco después, Estados Unidos aseguró que no cancelaría los ejercicios militares en cuestión, bautizados Ulchi Freedom Guardian. Consultada al respecto, la portavoz del Departamento de Estado estadounidense, Heather Nauert, señaló que los planes siguen adelante. “Tenemos derecho a hacerlos con nuestro aliado, Corea del Sur, y vamos a seguir con ello; eso no va a cambiar. No hay equivalencia posible entre lo que ha estado haciendo Corea del Norte, con sus pruebas nucleares y de misiles balísticos intercontinentales, y la actividad legal que mantienen Estados Unidos y Corea del Sur”, argumentó la portavoz.

Ver el video 02:16

Seúl, atrapado entre Pyongyang y Washington

Nervios a flor de piel

Algunos analistas consideraron que las declaraciones de Kim suponen un intento de disipar las fricciones que tanto se habían intensificado en los últimos días. "Kim Jong-un baja la tensión y es un llamamiento a la parte estadounidense para que también lo haga”, señaló John Delury, historiador y experto en Corea del Norte de la Universidad de Yonsei en Seúl. También el experto chino Ji Qiangyi, de la Universidad de Yanbian, sostuvo que se está intentando distender la situación.

No obstante, en la isla de Guam, una falsa alarma hizo cundir el miedo entre la población. Casi media hora después de la media noche (hora local), la radio y televisión emitieron por error una alerta de peligro sin precisar la información. Fue un "error humano”, informó el asesor de seguridad local George Charfauros a través de la red social Facebook. Antes, en algunos lugares de la isla se había interrumpido el servicio de electricidad. Los nervios están a flor de piel en territorio estadounidense.

Este 14 de agosto, el secretario de Defensa estadounidense, James Mattis, había vuelto a advertir a Corea del Norte que Estados Unidos interceptaría cualquier proyectil lanzado hacia su territorio y que, si Pyongyang disparaba, podía empezar una guerra "rápidamente”. Mattis añadió que, si proyectiles norcoreanos caían en aguas cercanas a la isla de Guam, el presidente Donald Trump sopesaría cómo reaccionar. Las palabras de Mattis se enmarcan en la guerra dialéctica que comenzó la semana pasada con las amenazas de Trump.

El mandatario estadounidense dijo que atacaría a Corea del Norte con "fuego y furia”. No obstante, más recientemente, el secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, ha insistido en que el diálogo entre ambos países depende de Kim Jong-un.

ERC ( dpa / EFE / Reuters )

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema

Publicidad