Pugna entre países ricos y pobres en Copenhague | Ecología | DW | 09.12.2009
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Ecología

Pugna entre países ricos y pobres en Copenhague

China y los países del G77 criticaron a Estados Unidos y a la Unión Europea de querer implementar políticas climáticas “coloniales” y denunciaron que el borrador formulado por Dinamarca favorece a los países ricos.

Activistas exigen un esfuerzo para proteger a las islas Estado de ser tragadas por los oceános.

Activistas exigen un esfuerzo para proteger a las islas Estado de ser tragadas por los oceános.

La tercera jornada de la Cumbre sobre el Clima de Copenhague fue escenario de un enfrentamiento entre países ricos y pobres. El portavoz del Grupo de los 77, el sudanés Lumumba Stanislaus Di-Aping, arremetió contra un borrador de la presidencia danesa diciendo que fue diseñado por y para los países ricos. El diplomático africano acusó a Dinamarca, el país anfitrión, de ponerse del lado de los países desarrollados en vez de buscar puntos de acuerdo entre los bloques. Di-Aping señaló que “los países desarrollados tienen una responsabilidad histórica por haber sido ellos quienes contaminaron la atmósfera durante los últimos 200 años”.

Con un tono pausado, el embajador sudanés criticó el objetivo de limitar el calentamiento a dos grados respecto a la era preindustrial. “Los dos grados centígrados es algo devastador para África”, dijo el portavoz del grupo de los 77, que entre tanto aglutina a 130 países en desarrollo.

La presidencia danesa de la cumbre desmintió la existencia de un documento secreto y dijo que era simplemente un borrador. Por su parte el secretario de la Convención de Naciones Unidas para el Cambio Climático, Yvo de Boer, señaló que el texto no estuvo sobre la mesa de manera formal, al tiempo que reconoció que un grupo de países se opone a que el borrador sea la base de la negociación.

Sudan Dänemark Lumumba Stanislaus Di-Aping Sprecher der GZZ

El representante del G-77, Lumumba Di-Aping

EEUU vs. China

Por su parte, la delegación estadounidense advirtió hoy que su país no firmará un acuerdo que no refleje también el compromiso de China y exhortó a que el gigante asiático no reciba las ayudas destinadas a los países en vías de desarrollo. El jefe de la delegación estadounidense, Todd Stern, dijo que China, por su crecimiento económico y por el nivel de contaminación que genera, no puede disfrutar de las mismas condiciones que el resto de las naciones en desarrollo.

China, el mayor contaminante del mundo, propuso reducir entre un 40 y un 45% la intensidad energética (emisión de CO² por unidad de PIB) en 2020 con relación a los niveles de 2005, un objetivo criticado por la Unión Europea y Estados Unidos como poco ambicioso.

Pero tampoco el compromiso de Estados Unidos ha ido lejos. Washington propone reducir sus emisiones en el año 2020 en un 17% con respecto a los niveles de 2005, lo que para la mayoría de los países resulta insuficiente. La delegación china, encabezada por Su Wei, dijo que los países industrializados tienen la obligación y la responsabilidad de reducir sus emisiones primero. “Las emisiones de Estados Unidos siguen aumentando pese a que el país ya es industrializado”, dijo el mediador.

Su Wei China Unterhändler Klimagipfel

El jefe de la delegación china en Copenhague, Su Wei.

Financiamiento de países ricos a pobres

Las naciones ricas, golpeadas por la recesión, no han hecho ofertas concretas para ayudar a los países en desarrollo. Tanto los recursos y su relación con los objetivos de reducción de emisiones son controvertidos. Se habla de una contribución europea para los años 2010 al 2012. China criticó la propuesta realizada por el jefe de la ONU en las negociaciones, Yvo de Boer, de proporcionar 10.000 millones de dólares anuales como inyección financiera inmediata para dicho periodo, diciendo que la suma sería equivalente a ni siquiera 2 dólares por persona. “Con ello no se podría ni comprar una taza de café en Copenhague”, dijo Su Wei.

El indio Raman Mehta, de la organización ActionAid, manifestó su temor de que las ayudas para la reconversión industrial hacia tecnologías verdes sean restadas de la ayuda al desarrollo. “Dichos recursos deben ser adicionales a la promesa realizada de destinar un 0,7 por ciento del PIB a la ayuda al desarrollo”, dijo.

Dänemark Flash-Galerie Kopenhagen die kleine Meerjungfrau

Una sirena recibe al visitante sentada en una roca en el puerto de Copenhague.

Países proponen "fondo verde"

Cuatro países trabajan en la elaboración de un llamado “fondo verde” para superar el conflicto en torno a la recaudación y administración de miles de millones de dólares. Gran Bretaña, Australia, Noruega y México presentarán un concepto que permitirá destinar recursos para ayudar a los países en desarrollo a enfrentar los efectos del cambio climático como inundaciones, sequías, aumento de los niveles de los mares y la extinción de las especies.

La disputa en torno a quién debe pagar es uno de los principales motivos de fricción en las conversaciones de la ONU, junto a la discusión de hasta qué punto tienen que recortar sus emisiones las naciones desarrolladas para el año 2020.

EU/ dpa/Reuters/Afp

Edición: Luna Bolívar

DW recomienda