¿Pueden los animales extranjeros sustituir a los extintos? | Secciones | DW | 25.02.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Secciones

¿Pueden los animales extranjeros sustituir a los extintos?

En el pasado, los animales introducidos artificialmente han sido a menudo una amenaza para los ecosistemas. Hoy, en ocasiones, se transportan a propósito con la esperanza de que sustituyan a especies extintas.

Los animales introducidos artificialmente son, probablemente, una de las cosas que los ecologistas más odian. Los animales que acaban en un ecosistema extranjero de forma intencional o por accidente, que comienzan a reproducirse de forma descontrolada en su nuevo hogar y compiten con las especies nativas, son a menudo visitantes poco deseados.

Los últimos en llegar suelen ser, además, bastante difíciles de echar después. Uno de los ejemplos más dramáticos fue el del sapo neotropical marino en el noroeste de Australia. Se introdujo en los años 30 para erradicar pestes en los campos de caña de azúcar del país, pero desde entonces, la población ha alcanzado un nivel de plaga, y ha causado grandes daños en la biodiversidad local.

A pesar de ello, la percepción de los animales introducidos parece estar cambiando. En Ile aux Aigrettes, una pequeña isla cerca de la costa de Mauricio, por ejemplo, algunos animales se están introduciendo para que hagan el trabajo de aquellos que se han extinguido. “Por supuesto, el concepto general es mantener a las especies exóticas fuera de ecosistemas nativos”, dice Vikash Tatayah, de la fundación ecologista Mauritius Wildlife Foundation. “Pero en este caso, les animamos a que los traigan.”

Bildergalerie Alternde Tiere

Unas tortugas por otras: en Mauricio, la labor de las tortugas es indispensable, independientemente de si son nativas o no.

Visitantes bienvenidos

Durante tres décadas, los ecologistas han luchado para reconstruir el ecosistema de Mauricio en la pequeña isla de Ile aux Aigrettes. Han erradicado la mayoría de las plantas y animales extranjeros, como las ratas, conejos y cabras, han replantado el bosque de Mauricio y han traído de vuelta aves, reptiles y plantas endémicas en peligro de extinción.

Pero no todos los animales que se han traído a Ile aux Aigrettes son nativas de Mauricio. Vikash Tatayah y su equipo han introducido recientemente tortugas gigantes de las cercanas islas Seychelles, por ejemplo. Durante una caminata por la isla se pueden ver fácilmente: un total de 23 ejemplares viven en libertad en sus playas, ponen huevos y se reproducen.

En el pasado, dos especies de tortugas gigantes vivían en Mauricio, pero ambas se extinguieron. Estos animales llevaban a cabo importantes funciones ecológicas para el ecosistema, como por ejemplo la dispersión de semillas. Algunas especies amenazadas de árboles solo se pueden reproducir bien si sus semillas han sido digeridas por una tortuga gigante. Cuando la tortuga se come el fruto del árbol, la capa exterior de la semilla se elimina durante el proceso de digestión, y cuando el animal expulsa la semilla, esta puede germinar. “Las tortugas introducidas están haciendo el papel de las tortugas endémicas”, explica Tatayah.

Heckrinder in den Niederlanden

Ganado bovino de Heck: una versión moderna de los extintos uros.

Concepto global

El concepto de la introducción de especies no se limita a las tortugas gigantes. En Alemania y Europa Central se ha introducido ganado bovino de Heck para sustituir a los antecesores del ganado doméstico, los uros. Estos animales vivían originalmente en Europa, Asia y el Norte de África hasta que se extinguieron en el siglo XVII. Los hermanos alemanes Lutz y Heinz Heck, directores de los zoológicos de Múnich y Berlín, respectivamente, trataron de revivir la especie usando sus sucesores modernos hace menos de cien años.

El ganado de Heck todavía es diferente de los uros: son más bajos y voluminosos. Pero cumplen la misma función, según explica Uwe Fritz, investigador del Museo de Zoología Senckenberg, en Dresde. Al pacer los campos, hacen una labor de mantenimiento en las praderas, evitando que los arbustos y árboles crezcan descontroladamente. Según los críticos, no obstante, el bisonte europeo nativo podría llevar a cabo este trabajo aún mejor.

Aún así, la introducción de especies en Ile aux Aigrettes es un gran éxito, según comenta Vikash Tatayah. Ya hay planes para introducir en el futuro nuevos animales, como el rascón inepto de las Islas Seychelles, un ave no voladora cuya especie endémica de Mauricio se extinguió al igual que el dodo.

Autora: Brigitte Osterath / lab
Editor; Pablo Kummetz