Protestas no ceden en Mali y dejan siete muertos en la última jornada | El Mundo | DW | 12.07.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Protestas no ceden en Mali y dejan siete muertos en la última jornada

El imán Mahmud Dicko, líder de la oposición, hizo un llamado a la calma y a no provocar a las fuerzas de seguridad. El presidente Keita llamó a negociar, pero dijo que la violencia será castigada.

Al menos siete personas perdieron la vida la noche del sábado en la capital de Mali, Bamako, en las protestas desatadas contra el gobierno y especialmente contra los resultados de las elecciones de abril pasado, informaron diversas fuentes este domingo (12.07.2020). Los disturbios tuvieron momentos de especial violencia, a pesar de las concesiones otorgadas por el presidente Ibrahim Boubacar Keita durante la madrugada.

El mandatario, enfrentado a un descontento cada vez más extendido, anunció quederogaba los nombramientos de los miembros del Tribunal Constitucional, una de las exigencias de los manifestantes. Sin embargo, esto no apaciguó los ánimos del todo, y ahora quedan demandas más difíciles de satisfacer, como la disolución de la Asamblea Nacional o la renuncia del mismo presidente.

Un portavoz del M5-RFP, la coalición política, religiosa y civil que encabeza las manifestaciones, sostuvo que "no estamos en condiciones de aceptar este sinsentido, exigimos la salida de Keita lisa y llanamente”. El presidente de Mali ganó el derecho a un segundo período al frente del país en 2018, en medio de fuertes polémicas. Luego, en abril de este año, se realizaron las parlamentarias. Tras ellas, la corte que el mandatario disolvió fue muy criticada por haber otorgado asientos adicionales en el Congreso al partido del presidente.

Llamado a la calma

Las muertes se produjeron en enfrentamientos de la policía con miembros de la coordinadora M5-FRP en el barrio de Badalabougou. Allí, los choques fueron especialmente violentos en dos lugares: los alrededores del domicilio de Mahmud Dicko, el imán convertido en líder de toda la oposición, y la casa de Dagnoko Manassa, presidenta del Tribunal Constitucional. La policía practicó un centenar de detenciones durante los disturbios, según el primer ministro, Boubou Cissé.

El mismo Dicko, un religioso muy influyente, llamó este domingo a bajar las tensiones. "No provoquemos a nadie. No ataquemos a nadie”, dijo en un video divulgado en las redes sociales. "Hablaré esta tarde en una transmisión que será televisada. Antes de eso, no incendien las estaciones de petróleo o este distrito. Tranquilidad, por favor, tranquilidad”, dice en el video.

Keita, por su parte, dijo estar dispuesto a dialogar, pero advirtió que cualquier "incitación a la violencia de ciertos responsables del M5-RFP” será respondida "sin ninguna debilidad” por los agentes del Estado.

DZC (EFE, AFP, Reuters)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda

Publicidad