Protestas derriban al primer ministro de Armenia | Europa | DW | 23.04.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Protestas derriban al primer ministro de Armenia

El primer ministro y expresidente de Armenia, Serge Sargsián, anunció hoy en un comunicado su dimisión en medio de multitudinarias protestas de la oposición que exigía su renuncia.

El primer ministro de Armenia, Sege Sargsián, sucumbió hoy a las presiones de las protestas callejeras masivas que venía enfrentando en los últimos días y presentó su renuncia.

Poco antes las autoridades habían liberado al líder de las manifestaciones, el diputado opositor Nikol Pashinian, quien había sido detenido el domingo. Entretanto continuaban las protestas, protagonizadas sobre todo por jóvenes en muchas ciudades de la república del sur del Cáucaso.

La causa de la protesta

La ola de manifestaciones es la más grande en una ex república soviética desde el movimiento de la plaza Maidán en Ucrania en 2013/14. La protesta comenzó hace dos semanas porque Sargsián no entregó el poder como había prometido después de diez años como presidente.

Según la reforma constitucional aprobada en 2015 y que entró en vigor este año, Armenia dejó de ser una república presidencial para convertirse en una parlamentaria, en la que el poder político está en manos del primer ministro, mientras que el presidente y jefe del Estado tiene un papel meramente representativo.

Declaración de renuncia

Armenische Präsident Sersch Sargsjan (picture-alliance/dpa/R. Jensen)

Serge Sargsián.

"Nikol Pashinián tenía razón y yo estaba equivocado. La situación que se ha generado tiene varias soluciones, pero no acepto ninguna de ellas. No es mi estilo. Dejo el puesto de primer ministro", declaró Sargsián.

El exmandatario armenio, designado primer ministro sólo hace una semana, admitió que las protestas populares que reunieron ayer a más de 100.000 personas en Ereván, eran contra su persona. "Cumplo con vuestra exigencia. Le deseo la paz a nuestro país", afirmó Sargsián, citado por su gabinete de prensa.

Miles de estudiantes volvieron a inundar hoy las calles del centro de Ereván y bloquearon de forma pacífica el tráfico en muchas partes. La Policía detuvo a 60 personas, después de que el domingo hubiese 280 arrestos temporales.

Para mañana se había anunciado una marcha especialmente importante, coincidiendo con el día en el que en el país se conmemora el genocidio de los armenios bajo el Imperio Otomano en 1915-17.

ER (dpa, efe)

 

DW recomienda

Publicidad