Protestas de brasileños ″no pasarán inadvertidas″ para el Papa | El Mundo | DW | 21.07.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Protestas de brasileños "no pasarán inadvertidas" para el Papa

Las multitudinarias protestas en Brasil "no pasarán inadvertidas" para el Papa Francisco, que llega este 22 de julio al país para presidir en Río de Janeiro la Jornada Mundial de la Juventud.

Según el presidente de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil, Raymundo Damasceno Assis."¡No queremos una juventud alienada e indiferente!", afirmó el arzobispo de la ciudad santuario de Aparecida, en un artículo publicado por el diario "Folha de Sao Paulo". Según el religioso, los cientos de miles de jóvenes que intervinieron en las multitudinarias manifestaciones "demostraron indignación ante estructuras de poder y acciones de gobierno que hieren la vida e irrespetan la dignidad humana" y revelaron que "los jóvenes no se dejaron contaminar por la cultura del bienestar que lleva a la indiferencia frente a los demás".

El pontífice viaja a Brasil este lunes, en su primera visita fuera de Italia desde que fue elegido máxima autoridad de la Iglesia católica, hace cuatro meses. El viaje se realiza con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud, que se celebrará entre el 23 y el 28 de julio y a la que se espera que acudan millones de creyentes.

"Pido que me acompañen espiritualmente con sus oraciones durante mi viaje, que empezaré mañana", dijo el Papa tras pronunciar el Angelus. En un comentario espontáneo, dio las gracias a un grupo de fieles que llevaba una pancarta en la que se leía "buen viaje".

Francisco comentó que los protagonistas de esa semana serán los jóvenes y todos aquellos que viajen a Río de Janeiro para escuchar la voz de Jesús. El viernes, el Papa visitó a su predecesor, Benedicto XVI, para pedirle consejo y su protección antes del viaje.

Fieles desearon al Papa un buen viaje a Brasil.

Fieles desearon al Papa un buen viaje a Brasil.

Llamado a actuar

En la oración de este domingo, el Papa advirtió por otra parte contra una excesiva concentración en las estructuras de la Iglesia Católica. Eso encierra a su juicio el peligro de que los fieles no sirvan en última instancia a Dios, que está en los más necesitados, sino así mismos.

Al mismo tiempo, Francisco se pronunció contra una orientación exclusivamente contemplativa de la Iglesia, indicando que la oración siempre debe tener consecuencias prácticas. “Una oración que no lleve a la acción concreta a favor de los pobres, los enfermos y los necesitados, es estéril e incompleta”, afirmó el Papa ante decenas de miles de fieles.

ER / JOV (dpa, KNA)

DW recomienda

Publicidad