Protección del clima, prioridad en Semana Verde de Berlín | Ecología | DW | 14.01.2010
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Ecología

Protección del clima, prioridad en Semana Verde de Berlín

Con la presencia de 58 países y más de 1500 expositores, la Semana Verde abre este viernes en Berlín sus puertas acentuando la importancia de una agricultura sostenible para enfrentar el desafío del cambio climático.

Miss Chiquita en la Semana Verde de Berlín.

"Miss Chiquita" en la Semana Verde de Berlín.

Cuando el próximo viernes comience en Alemania la edición 75 de la Semana Verde, la feria de agricultura y alimentación, el foco de atención será la agricultura sostenible, tema que vuelve a ocupar a la opinión pública germana, a quien entusiasma la idea de que se produzcan alimentos ecológicos. El resultado de este interés es el aumento de las superficies de cultivo ecológico, que entre 1999 y 2007 aumentó un 76 por ciento, de 9672 a 14.474 hectáreas.

En la Semana Verde expondrán productos biológicos, entre otros, tocino húngaro, carne de bisonte ahumada de Canadá, churrascos de emú de Australia, y tampoco faltará el sushi entre las cien mil especialidades gastronómicas de los diferentes países.

En la ceremonia de apertura de la feria en Berlín, la ministra alemana de Agricultura, Ilse Aigner, de la Unión Social Cristiana (CSU), apeló antes de comenzar la Grüne Woche, a que los agricultores de todo el mundo se comprometieran con la protección del clima. “Cada país debe definir medidas concretas”, dijo Ilse Aigner este jueves en la capital alemana.

Cumbre de ministros de agricultura

El primer paso para concretar medidas eficaces de protección del clima, a poco de finalizar la Cumbre sobre el Clima en Copenhague, será la cumbre de los ministros de Agricultura, a realizarse el sábado 16 de enero, con la presencia de representantes de cincuenta países. En dicho encuentro se decidirán iniciativas globales para frenar el efecto invernadero y evitar así mayores catástrofes climáticas.

Desde 1990, Alemania ha logrado reducir la emisión de metano, gas producido por la actividad agropecuaria, en unos diez millones de toneladas. Según datos de la Oficina de Medioambiente alemana, un 5,4 por ciento de las emisiones de gases perjudiciales para el ecosistema provienen de la producción agrícola. Otros aportes posibles positivos del agro para el clima serían la implementación de métodos modernos de abono y pienso.

Flash-Galerie Grüne Woche 2010 Ilse Aigner

La ministra alemana de Agricultura, Ilse Aigner, inaugura la Semana Verde en Berlín, mientras manifestantes de Greenpeace arrojan papas a sus pies protestando por la introducción de patatas transgénicas.

En este marco, se deberían gestar nuevos conceptos para la producción agrícola que permitan que ésta forme parte de una estrategia favorable para el clima del planeta. Pero una agricultura neutral, climáticamente hablando, que proteja el ecosistema y provea de alimentos a todos los habitantes del globo es aún un objetivo poco realista. A pesar de que la situación de los campesinos está mejorando de a poco, y los pronósticos tienden a ser más positivos, en este área aún queda mucho por hacer. Ilse Aigner cree que que en este momento se presenta "una coyuntura que permite ser más optimista”, ya que la demanda de materias primas va en aumento. Pero, a pesar de esto, la situación de la agricultura en general sigue siendo crítica, según la ministra.

Subvenciones al agro sí, apoyo a productores, no

Ilse Aigner seguirá comprometida, dentro del nuevo perfil

Grüne Woche 2010

Madeleen Driessen como "Señora Antje de Holanda", posa frente a la Puerta de Brandenburgo.

económico de la Unión Europea para el agro, en obtener subvenciones importantes para los agricultores, y una “base financiera confiable” a partir de 2013. Además, también los esfuerzos del agro por contribuir a la protección del clima deberían ser apoyados con medidas económicas. Las subvenciones al campo fueron criticadas por Renate Künast, jefa de la fracción parlamentaria de Los Verdes, quien dijo que "deben existir nuevos criterios para las subvenciones de la Unión Europea a los agricultores". Los pagos deben reducirse drásticamente, y sólo deberían recibirlos aquellos productores que cumplan con los criterios de una agricultura sostenible, sostuvo Renate Künast, quien exigió que los productos ecológicos se pudieran identificar por medio de un sello obligatorio.

¿No al consumo de carne?

Con respecto a desistir del consumo de carne para favorecer la protección climática, la ministra de agricultura dijo que no se sumará a tales campañas. Sin embargo, Ilse Aigner había apelado a la población durante la época prenavideña a consumir menos carne por semana para contribuir a la protección del clima.

El cultivo de la papa también será tema de la Semana Verde. Dado que la ministra dejó abierta la posibilidad de autorizar el cultivo la patata transgénica “Amflora” con fines industriales, pacifistas de Greenpeace vestidas con trajes típicos de Baviera protestaron durante la inauguración de la Semana Verde arrojando papas a los pies de la ministra.

La ministra alemana de agricultura no planea medidas económicas

Grüne Woche 2010

El presidente de la Unión Alemana de Agricultores, Gerd Sonnleitner, el presidente de la exposición, Christian Göke, y el de la Unión de la Industria Alimenticia, Jürgen Abraham, cortan la torta de los 75 años de la Semana Verde.

para ayudar a la industria alimenticia, y observa la caída en los precios de alimentos con preocupación. Para que los precios bajos no impliquen una disminución en la calidad, Ilse Aigner aboga por un trabajo mancomunado entre productores y comerciantes, para lo cual programó una mesa de trabajo conjunta durante la Semana Verde.

La Unión Alemana Industrial de Alimentos (BVE) manifestó su desacuerdo con las anomalías existentes en la competencia de las grandes cadenas de supermercados, como Aldi, Penny, Norma y otros, que componen un 44 por ciento de todos los supermercados alemanes, ofreciendo alimentos a precios bajos y pagándoles menos a los productores. La Oficina Federal Antimonopolio, sin embargo, negó contar con precedentes de este tipo de irregularidades.

Bioenergía y recursos renovables

Luego de un 2009 catastrófico para la agricultura en términos económicos, el presidente de la Unión de Agricultores, Gerd Sonnleiter, espera para 2010 una leve mejoría. El foco está puesto en los mercados:”Esperamos mejores precios para los productos, aunque sabemos que no cubrirán nuestra expectativas”, dijo Sonnleiter en Berlín.

Para la producción agropecuaria es de vital importancia que un 75 por ciento de las energías renovables se produzcan a partir de biomasa, porcentaje que cubre el total de los biocarburantes y la mitad de la calefacción, además de un 16 por ciento de la electricidad.

Autora: CP, dpa, rtr, afp
Editor: Enrique López