¿Prohibir la cirugía estética en menores de edad? | Eurodinámica | DW | 16.01.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Eurodinámica

¿Prohibir la cirugía estética en menores de edad?

Una liposucción o un implante de mama como regalo de cumpleaños: el SPD y los cristianodemócratas planean prohibir las operaciones estéticas en menores de edad. ¿Qué tan frecuente es este problema en Alemania?

Escuche el audio 04:59
Now live
04:59 minutos

¿Prohibir la cirugía estética en menores de edad?

A la edad de cinco años el reflejo de Stefanie en el espejo cambió de un día para otro: ya no tenía las orejas despegadas. Eso fue hace once años. Su madre le había llamado la atención sobre la posibilidad de una otoplastia antes de que alcanzara la edad de escolarización. El otorrino de la familia había recomendado una corrección de las orejas para evitar que sus futuros compañeros de colegio se burlaran de ella.

De niña, Stefanie tenía las orejas despegadas.

De niña, Stefanie tenía las orejas despegadas.

La intervención quirúrgica de Stefanie transcurrió sin problemas y la joven nunca se arrepintió de su decisión. En Alemania, la otoplastia es la operación estética más frecuente en menores de edad. No obstante, no cuenta como operación con meros fines estéticos. Por lo general, también es justificada médicamente, explica Peter Siepe, médico especialista en cirugía plástica:

“Los niños afectados se avergüenzan de su apariencia, se aíslan socialmente y ya no se atreven a salir en público. En muchos casos, las niñas y jóvenes se quejan de que no pueden usar ciertos peinados como una cola de caballo. Además, en la primaria muchas veces suelen ser víctimas de burla”.

Los niños sufren psicológicamente

Stefanie, después de la operación estética.

Stefanie, después de la operación estética.

En este tipo de cirugía plástica, la frontera entre una operación estética y por necesidad médica es difusa. Los niños generalmente no tienen problemas de salud, pero sufren psicológicamente.

Durante las negociaciones para formar una coalición de gobierno en Alemania, el SPD y la Unión Cristianodemócrata acordaron prohibir las operaciones meramente estéticas en menores de edad. No obstante, esta decisión no se fijó en el acuerdo de coalición. En la actualidad, basta la aprobación de los apoderados del niño para llevar a cabo una liposucción o hacerse aumentar el busto. El gobierno alemán, sin embargo, no prohibirá las operaciones por fuertes problemas psicológicos.

El 80 por ciento de las operaciones son correcciones de las orejas

Kerstin von Ark, portavoz de la Asociación Alemana de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva, señala que solo un 1,3 por ciento de las operaciones estéticas en Alemania se practican en menores de edad: “Más del 80 por ciento de las operaciones son correcciones de las orejas, seguido de correcciones de las glándulas mamarias en el hombre. Por último, también se trata la hiperhidrosis o excesiva producción de sudor”.

El médico Peter Siepe explica que también estas operaciones son justificadas médicamente y que las intervenciones con meros fines estéticos juegan un papel insignificante. “En mi opinión, este problema no se da en esa forma, porque no practicamos meras operaciones estéticas. Tampoco conozco a ningún otro cirujano plástico que las lleve a cabo en menores de edad”.

En América Latina, el aumento de pecho y la liposucción son las operaciones estéticas más demandadas.

En América Latina, el aumento de pecho y la liposucción son las operaciones estéticas más demandadas.

En América Latina, Brasil, México y Colombia son los países donde más se practica la cirugía estética. La liposucción y el aumento de senos son las operaciones más populares. El número de mujeres cada vez más jóvenes que se operan el pecho va en aumento.

Los pacientes deberán superar un obstáculo adicional

Kerstin von Ark no cree que una ley que prohíba las operaciones estéticas en niños tenga relevancia para el trabajo de los cirujanos. Más bien los jóvenes se verán afectados, afirma: “Ahora, los pacientes tendrán que superar un obstáculo adicional. Las operaciones solo se permitirán si se cuenta con un dictamen psicológico obligatorio que certifique la necesidad de una intervención quirúrgica”.

Dirk Lanzerath, del Centro de Referencia Ética en las Ciencias Biológicas, aboga por criterios claros para los médicos y cirujanos, por lo que celebra una ley reguladora sobre la materia. Según el filósofo, la cirugía plástica nació después de la Primera Guerra Mundial para tratar a las víctimas. No obstante, critica, las operaciones estéticas se han convertido en un acontecimiento social: “Básicamente, el problema surge a raíz de las presiones que la sociedad ejerce sobre los adolecentes. No solo se debe controlar el trabajo de los médicos, sino también crear conciencia sobre el precio que pagan los jóvenes por querer obedecer a normas estéticas completamente erróneas”.

Enlaces externos

Audios y videos sobre el tema