Prodi no consigue aún la presidencia de Italia | Europa | DW | 19.04.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Prodi no consigue aún la presidencia de Italia

El ex primer ministro italiano, Romano Prodi, no consiguió la mayoría de dos tercios en la tercera votación del Parlamento para convertirse en el próximo presidente de Italia. La cuarta vuelta podría ser la definitiva.

Tras el fracaso el jueves del candidato del Partido Democrático, Franco Marini, de 80 años, el líder de esta formación de centro-izquierda, Pier Luigi Bersani, propuso la candidatura de Prodi, de 73 años. El partido conservador y las fuerzas políticas de centro no han querido apoyarlo. Tal como se esperaba, ningún candidato consiguió los votos suficientes para ser elegido en la tercera ronda, pues muchos diputados votaron en blanco o no sufragaron. Sin embargo, a partir de la cuarta votación, que se celebra esta tarde (hora local), el presidente es elegido por mayoría absoluta.

Con la propuesta de Prodi, Bersani contó con el apoyo unánime de su coalición, pues la candidatura de Franco Marini para la presidencia del país dividió ampliamente a la coalición de centro izquierda. Prodi podría ser elegido en la cuarta ronda pues ya sólo precisa 504 de los 1.007 parlamentarios (de las dos cámaras).

Desde el punto de vista matemático, el profesor de Economía necesita los votos del Movimiento de Protesta Cinco Estrellas (M5S), de Beppe Grillo, para convertirse en el duodécimo jefe de Estado italiano.

Salir de la crisis política

Marini era el candidato de Bersani y el expresidente de gobierno conservador Silvio Berlusconi. Desde su partido, el PdL, hubo rechazo y críticas a la candidatura de Prodi. El principal socio del partido de Berlusconi, la formación xenófoba Lega Nord, anunció que iba a votar por la ministra del Interior Anna Maria Cancellieri, miembro del gobierno en funciones que preside Mario Monti. También la pequeña lista parlamentaria que apoya a Monti quiere dar su voto a la ministra.

Tras el fracaso de las primeras rondas, el ex líder sindical y ex presidente del senado Franco Marini dijo que con él fracasa un diálogo con la centroderecha con el objetivo de dar al país un gobierno que saque a Italia de la grave crisis en la que se encuentra. Si su candidatura hubiese triunfado, se habría allanado el camino a para una gran coalición entre Bersani y Berlusconi. Las elecciones presidenciales se desarrollan en medio de una grave crisis política.

A casi dos meses de las elecciones a fines de febrero, en las que la coalición de centro izquierda salió vencedora pero no con la mayoría suficiente para gobernar, el país, sumido en una grave crisis económica, sigue sin un nuevo gobierno. Del nuevo presidente se espera que disuelva rápidamente el Parlamento y convoque nuevas elecciones o encargue a un político que posibilite la formación de un gobierno reformista durante un tiempo limitado.

rml/er (dpa, afp, reuters)

Publicidad