Primeras demandas en Estados Unidos por el uso de los bienes expropiados durante la Revolución | Cuba en DW | DW | 03.05.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Cuba

Primeras demandas en Estados Unidos por el uso de los bienes expropiados durante la Revolución

La compañía de cruceros Carnival merece "la ignominiosa distinción de ser los primeros en ser demandados bajo esta ley", dice uno de los demandantes en referencia al Título III de la Ley Helms-Burton, recién activado.

USA Pressekonferenz Mickael Behn (picture-alliance/ZUMA Wire/TNS/P. Portal)

Michael Behn no ocultó las lágrimas durante su emocionada rueda de prensa.

Las espinosas relaciones entre Washington y La Habana inauguraron un nuevo capítulo este jueves (02.05.2019) con la primera demanda por las expropiaciones durante la Revolución Cubana en virtud del Título III de la Ley Helms-Burton, que acaba de entrar en vigor. La de cruceros Carnival se convirtió en la primera compañía demandada en los tribunales de Estados Unidos por el uso de propiedades confiscadas en Cuba tras la revolución de 1959.

La demanda contra Carnival Cruise Lines, con sede en Florida, fue interpuesta a las 00:01 de este jueves en un tribunal federal de Miami, apenas quedó habilitada esa posibilidad por parte del gobierno de Donald Trump. "Esta mañana (...) por primera vez el gobierno norteamericano le ha dado la oportunidad a estas personas de presentar una demanda en una corte de Estados Unidos", dijo el abogado Bob Martínez a periodistas en la entrada del tribunal. Precisamente este jueves se cumplen tres años de la llegada del primer crucero estadounidense al puerto de La Habana en más de medio siglo. El "Adonia", de la empresa Fathom, filial de Carnival, arribó a la terminal "Sierra Maestra" del puerto habanero el 2 de mayo de 2016 con 704 pasajeros a bordo.

Herederos de los puertos de La Habana y Santiago

Las primeras demandas fueron interpuestas por Javier García Bengoechea, que reclama ser el legítimo propietario del puerto de Santiago de Cuba, y Mickael Behn, cuya familia originaria de Kentucky poseía la compañía Havana Docks Corporation en el puerto habanero hasta que les fue confiscada. Carnival "fue la primera línea de cruceros en beneficiase de nuestra propiedad robada, por lo que merecen la ignominiosa distinción de ser los primeros en ser demandados bajo esta ley", dijo García Bengochea.

Behn, que reclama sus derechos sobre los muelles de La Habana, no ocultó su emoción al leer su declaración. "En la década de 1960, los hermanos Castro y sus amigos del Partido Comunista robaron la propiedad de mi abuelo (...) Finalmente podemos obtener justicia después de 60 años", dijo. Por el momento, Carnival asegura que mantendrá las operaciones. "Seguiremos ofreciendo nuestro calendario normal de cruceros a Cuba para nuestros visitantes", dijo a la AFP su vocero, Roger Frizzell.

Se prevé una avalancha de demandas

El pleito contra Carnival es uno de los cientos que podrían alcanzar a quienes usufructúan las propiedades nacionalizadas por la revolución de Fidel Castro y que prometen congestionar los tribunales del sur de Florida. Se espera que en los próximos días el cubanoestadounidense José Ramón López Regueiro presente una demanda contra el estado cubano y varias aerolíneas por el usufructo del aeropuerto de La Habana, que era de propiedad privada antes de la revolución.

El padre de López Regueiro, José López Vilaboy, era el principal accionista del aeropuerto, entre otras propiedades. Pero sus bienes le fueron confiscados cuando la revolución depuso a su amigo cercano, el entonces dictador Fulgencio Batista. "Habrá centenares de demandas", vaticinó Nick Gutiérrez, asesor legal y presidente de la Asociación Nacional de Hacendados de Cuba, una de las entidades que más bregó por la aplicación total de la ley Helms-Burton.

lgc (afp/efe)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda