Primera huelga en Francia contra los efectos de la inflación | Europa al día | DW | 28.09.2022
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa al día

Primera huelga en Francia contra los efectos de la inflación

Niños franceses en una sala de clases.

Las escuelas francesas se verán afectadas por la huelga.

Varios sindicatos franceses, entre ellos la poderosa CGT, convocaron este miércoles (28.09.2022) para mañana jueves la primera jornada de huelga nacional contra los efectos de la inflación, una protesta a la que se suman reivindicaciones como el rechazo a la reforma de las pensiones.

La ausencia de las otras grandes centrales sindicales CFDT y FO, que prefieren guardar fuerzas para futuras movilizaciones, parece que va a limitar el impacto de la huelga, aunque creará perturbaciones en los medios de transporte y en la educación. Se prevé que una manifestación prevista en París será el desfile de mayor calado de los convocados en un centenar de ciudades de todo el país.

Junto a la CGT, mayoritario entre los ferroviarios, figura entre los convocantes la Federación Sindical Unitaria (FSU), con fuerte presencia entre los docentes, además de federaciones de ferroviarios de otros sindicatos.

Los representantes de los trabajadores de la empresa pública de trenes SNCF rechazan la propuesta de subida salarial de la dirección, aunque el paro no afectará apenas a los trenes de alta velocidad ni a los internacionales, según la dirección.

Sí se verán afectados el resto de los de largo recorrido, que de media solo saldrán uno de cada dos, mientras que en los regionales la frecuencia será del 60 por ciento, y en los cercanías uno de cada dos. En el transporte metropolitano de París, se espera incidencia en autobuses y tranvías, pero no en el metro, que funcionará con normalidad.

Un 20 por ciento de los docentes de primaria han avisado que no irán a los colegios, lo que obligará a cerrar muchos centros, con grandes diferencias entre regiones.

En el sector de la energía, el llamado a huelga comenzó ya el pasado martes en el gigante TotalEnergies, cuyos trabajadores reclaman un alza salarial que palíe los efectos de la inflación, lejos de lo que propone la empresa. Persisten dudas sobre la movilización en otros sectores, como los supermercados o los servicios. (EFE)