Primera caminata ′′marciana′′ | Ciencia y Ecología | DW | 14.02.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ciencia y Ecología

Primera caminata ''marciana''

Dos de los astronautas que participan en Moscú en un experimento consistente en un viaje virtual a Marte dieron este lunes sus primeros pasos por una réplica de la superficie del planeta rojo.

default

Ensayando la llegada a Marte.

Tras ocho meses de aislamiento, el ruso Alexander Smolejvski y el italiano Diego Urbina permanecieron unos 50 minutos fuera de la cápsula en la que se realiza el experimento, según informó el instituto de investigaciones biomédicas en Moscú (IMBP).

Los dos hombres, vestidos con traje espacial, plantaron en la superficie marciana simulada una bandera rusa y otra europea.

Smolejvski, Urbina y el chino Wang Yue realizarán en los próximos días otros dos paseos espaciales virtuales. Los astronautas cuentan para ello con la ayuda de un automóvil robotizado, el "Mars-Mobil".

Otros tres astronautas, los rusos Alexei Sitjov y Suchrob Kamolov y el francés Romain Charles, no pudieron viajar a bordo de la cápsula de aterrizaje al planeta rojo y esperarán 30 días en la nave espacial a sus compañeros.

En total, los seis astronautas que participan en el proyecto se encuentran desde junio en el vuelo simulado hacia Marte y de vuelta a la Tierra, en total aislamiento. Allí realizan numerosos experimentos.

Flash-Galerie Russland Übungsmission Marslandung

El centro de control, en las afueras de Moscú.

Experimentos médicos

Las pruebas durarán en total 520 días hasta noviembre de este año. Los participantes, si lo desean, pueden abandonar el experimento en cualquier momento.

En el proyecto participan la Agencia Espacial Europea y el Centro Aeroespacial Alemán, y se realizan diversos experimentos médicos y psicológicos, por ejemplo en cuanto a dinámicas de grupo.

En Alemania, los investigadores presentaron este lunes los primeros resultados de sus pruebas. Por ejemplo, científicos de la Universidad de Erlangen- Núremberg pudieron recopilar por primera vez durante un tiempo tan prolongado datos sobre la relación entre el consumo de sal y la presión arterial, en condiciones de tanta precisión: a diferencia de lo que ocurre en estudios comunes, donde resulta difícil garantizar que los “pacientes” se atengan estrictamente a la dieta, en este caso los astronautas sólo disponen de las raciones de alimentos previstas y no pueden “tentarse” con alguna golosina. Según los científicos, por primera vez se pudo así demostrar que una reducción del consumo de sal permite bajar la presión en forma considerablemente más pronunciada de lo que muchos pensaban.

ERS/dpa
Editor: Pablo Kummetz

Publicidad