Primer ministro de Camboya se declara ganador en controvertidos comicios | El Mundo | DW | 31.07.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Primer ministro de Camboya se declara ganador en controvertidos comicios

Hun Sen, primer ministro de Camboya, declaró "limpias" elecciones del 29 de julio, en las que arrasó el Partido del Pueblo de Camboya (PPC) que él lidera y que la oposición califica como "la muerte de la democracia".

La formación del primer ministro obtuvo 4.875.189 de los 6.946.164 votos emitidos, lo que supone un 76,78 por ciento del total, según los resultados preliminares de la comisión electoral, lo que le adjudicaría casi todos los 125 escaños en juego.

El dirigente, en el cargo desde 1985, extendió por otros cinco años su mandato gracias a que, según declaró, los camboyanos acudieron a las urnas sin presiones ni coacciones.

La comisión electoral, que prevé anunciar los resultados oficiales el 15 de agosto, elevó de nuevo el índice de participación hasta el 82,89 por ciento.

"Camboya, un país independiente y soberano, continuará celebrando elecciones cada cinco años para que los ciudadanos puedan tener la oportunidad de votar y decidir libremente el destino del país", apuntó Hun Sen en un mensaje publicado en la red social Facebook.

Más de 8,3 millones de camboyanos estaban llamados a las votar en estas elecciones a las que se presentaban otras diecinueve candidaturas, la mayoría creadas los últimos meses, entre las cuales no estaba el Partido para el Rescate Nacional de Camboya.

Esta formación, que en 2013 obtuvo casi la mitad de los votos y en los comicios locales de junio de 2017 volvió a amenazar la hegemonía del PPC en las urnas, fue ilegalizada en noviembre por el Tribunal Supremo.

Elecciones con la oposición encarcelada

La medida culminó una ofensiva judicial instigada por el gobierno que llevó al encarcelamiento del líder opositor y la huida al exilio de un centenar de sus dirigentes, y que se extendió a la sociedad civil y prensa independiente.

Estados Unidos, la Unión Europea, la relatora de la ONU y varias ONG cuestionan la limpieza de la votación, acusaciones que el presidente de la comisión electoral camboyana ha rechazado.

Las elecciones fueron las sextas desde que la ONU organizó la primera votación democrática en 1993, dos años después de los acuerdos de paz que pusieron fin a más de dos décadas de guerra civil entre varias facciones, entre ellas el Jemer Rojo.

JOV (efe, cambodiadaily)

DW recomienda

Publicidad