Presidente turco pide diálogo con manifestantes | El Mundo | DW | 12.06.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Presidente turco pide diálogo con manifestantes

Abdullah Gul dijo que había que distinguir a los violentistas de aquellos que protestan legítimamente. Nuevos choques en Estambul.

No se apagan las últimas cenizas en las brasas encendidas en el parque Gezi, en Estambul, cuando nuevamente se registran choques entre policías y manifestantes. Los enfrentamientos de la madrugada del miércoles (12.06.2013) se repitieron al mediodía de la misma jornada, cuando cientos de opositores intentaron retomar el epicentro de las protestas contra el gobierno del primer ministro Recep Tayyip Erdogan.

Estos fueron reprimidos nuevamente por cientos de agentes de la policía, que con gases lacrimógenos y cañones lanzaaguas lograron hacer retroceder a los opositores. Los choques ocurridos entre el martes y el miércoles echaron por tierra la posibilidad de que hubiera un diálogo entre los líderes de los manifestantes y el primer ministro.

Ver el video 01:48
Now live
01:48 minutos

Turquía: el diálogo tras la noche más larga

Éste los había invitado a conversar, pero este miércoles la mayoría de los portavoces de quienes se expresan en las calles de Turquía descartaron de plano la posibilidad de sentarse en la misma mesa con Erdogan. Las escenas de enfrentamientos se reprodujeron también en Ankara.

No sería posible en Berlín

Por su parte, el presidente turco, Abdullah Gul, pidió que las partes en conflicto se sienten a conversar, aunque marcó una clara diferencia entre quienes realizan manifestaciones legítimas y aquellos que han derivado en la violencia para hacerse escuchar. Las declaraciones las hizo después de una batalla campal de casi 18 horas para despejar la plaza Taksim.

Gul dijo a la prensa este miércoles, durante una visita a la ciudad de Rize, que “si la gente tiene objeciones, nuestro deber es participar en un diálogo donde escuchemos lo que tienen que decirnos”. A diferencia de Erdogan, el presidente Gul suele mostrar un discurso más conciliador.

Aun así, dejó en claro que no toleraría violencia en las calles turcas. “Los que emplean la violencia son algo diferente y tenemos que hacer una distinción entre ellos y los que protestan legítimamente. No debemos darle una oportunidad a la violencia. Esto no sería permitido ni en Nueva York ni en Berlín”, aseguró.

DZC (Reuters, AFP)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema

ADVERTISEMENT