Presidente finlandés es reelecto por amplia mayoría | Europa al día | DW | 29.01.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa al día

Presidente finlandés es reelecto por amplia mayoría

El actual presidente finlandés, el conservador Sauli Niinistö, fue reelegido este domingo (28.01.2018) para los próximos seis años al obtener una histórica victoria en la primera vuelta de las elecciones presidenciales celebradas en el país nórdico.

Con el 99,1 por ciento de los votos escrutados, Niinistö, de 69 años, cosechó el 62,6 por ciento de los sufragios, logrando una mayoría absoluta que hace innecesaria una segunda vuelta.

Tras convertirse hace seis años en el primer presidente conservador desde 1956, Niinistö logró ser el primer candidato elegido directamente en la primera ronda de las presidenciales, algo que ni siquiera consiguió el premio nobel de la Paz Martti Ahtisaari.

"Estoy muy agradecido, el apoyo de los ciudadanos es conmovedor", explicó un Niinistö visiblemente emocionado ante la prensa, aunque reconoció que el hecho de ser el actual presidente contribuyó a su victoria.

Niinistö decidió no presentarse a estas elecciones como candidato de su partido, la formación conservadora Kokoomus, y concurrir como independiente para aparecer ante el electorado como un hombre de Estado más allá de las políticas partidistas, una estrategia que le ha dado buenos resultados.

Según los analistas, Niinistö es el segundo presidente más popular en la historia de Finlandia, sólo superado por el mítico Urho Kekkonen, quien lideró el país durante 26 años seguidos, manteniendo un difícil equilibrio en sus relaciones con la Unión Soviética y el mundo occidental durante la Guerra Gría.

Al igual que Kekkonen, Niinistö es también un político pragmático que ha logrado mantener buenas relaciones durante su primer mandato tanto con la Rusia del presidente Vladímir Putin como con la OTAN, de la que Finlandia no es miembro pero con la que tiene estrechos vínculos.

Además de representar al país ante el mundo y liderar las Fuerzas Armadas, el jefe de Estado finlandés dirige la política exterior y de seguridad de acuerdo con el Gobierno y el Parlamento, pero no tiene competencias en cuestiones internas como la economía y las políticas sociales. EFE

Publicidad