Presidente de Ecuador a Alemania: “Ya se acabó el colonialismo” | Europa | DW | 13.12.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Presidente de Ecuador a Alemania: “Ya se acabó el colonialismo”

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, censuró este sábado (13.12.2014) los reclamos de Alemania por la prohibición de ingreso al país a una delegación de diputados alemanes que quería hablar con ambientalistas que se oponen a la extracción petrolera en la reserva de Yasuní y aseguró que “ya se acabó el colonialismo”. “Aquí no tienen que venir a verificar nada”, dijo Correa. “No les vamos a decir ‘patroncito, venga y verifique'. A otros con esos cuentos, aquí hay soberanía y dignidad (...) aquí ya no hay virreyes”, manifestó el mandatario.

El ministro alemán de Desarrollo, Gerd Müller, cuestionó el martes que Ecuador impidiera a una comitiva de diputados alemanes que se entrevistara con ambientalistas contrarios a la explotación petrolera en Yasuní, una región con alta biodiversidad del planeta. Correa señaló además que a su gobierno no le importa la cooperación económica alemana para el desarrollo social de esa zona. “Les devolvemos su platita, les damos el doble y a ver si nos permiten que vayamos a supervisar en Alemania (por ejemplo) las centrales nucleares”, señaló.

“¿Qué se han creído, señores? Entiendan que aquí hay gobierno, señores, no permitiremos injerencia de ninguna clase. ¡Ya basta!”, exclamó el presidente ecuatoriano. “No tenemos nada que ocultar”, aseguró Correa y advirtió que son “mentiras” los cuestionamientos hechos por el grupo ecologista Yasunidos de que el gobierno está acabando con la naturaleza en el parque Yasuní.

“Esas son tonterías que dicen los Yasunidos”, dijo Correa, y agregó que es un grupo que provoca y se victimiza. Los diputados alemanes, que tenían previsto visitar Ecuador antes de dirigirse a la Conferencia del Clima de la ONU en Perú, protestaron la semana pasada por la decisión del gobierno de Ecuador de negarles el ingreso al país por diferencias sobre los interlocutores con los que tenían previsto reunirse. (dpa)

Publicidad