Preocupan niveles radiactivos tras explosión en central nuclear de Japón | Política | DW | 12.03.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Preocupan niveles radiactivos tras explosión en central nuclear de Japón

Alemania envió a Japón un equipo de expertos en manejo de radiactividad, tras el terremoto del viernes. Las emisiones radiactivas causan informes contradictorios y grandes preocupaciones en cuanto a la catástrofe.

default

Imagen de la planta nuclear poco después de la explosión.

En la central nuclear japonesa de Fukushima Daiichi 1, dañada por el terremoto de magnitud 8,9 en la escala Richter del viernes, se produjo una explosión que dejó varios heridos, según informó la radio japonesa NHK.

Parte de la cubierta del edificio que alberga el reactor nuclear de la central conocida como Fukushima 1 se vino abajo, según mostraron imágenes de televisión japonesa NHK.

El Gobierno japonés amplió el radio de evacuación a 20 kilómetros alrededor de la central nuclear.

La compañía administradora de la planta atómica de Fukushima destacó que la explosión registrada esta tarde en la instalación no afectó al reactor nuclear, según informó la agencia de noticias Kyodo.

El portavoz del Gobierno, Yukio Edano, destacó por su parte que la explosión en la planta no producirá un vertido radiactivo de relevancia. La evacuación de los habitantes de la zona fue una medida de precaución, subrayó.

Al mismo tiempo, el vocero admitió que se han producido emisiones radiactivas de muy baja proporción.

Escombros fueron proyectados al aire y la televisión mostró cómo se elevaban nubes de humo. Por el momento no hay datos oficiales sobre la dimensión de la destrucción ni tampoco está claro si está relacionada con una fusión del núcleo del reactor con la que se había especulado anteriormente, tras hallar una fuga de cesio radiactivo.

Un portavoz del Gobierno nipón llamó a la calma a la población. Sin embargo, reconoció que se trata de una "situación probablemente muy grave", según la televisión NHK.

El experto nuclear de la organización Greenpeace Christoph von Lieven señaló que en la zona soplan vientos moderados en dirección al mar.

Antes de la explosión se había producido una fuerte sacudida, según la agencia de noticias Kyodo.

La empresa operadora, Tokyo Elecytric Power Co, señaló que hay cuatro heridos, pero sus vidas no corren peligro.

Los técnicos trabajaban en la liberación de presión de los reactores de la planta para evitar una fusión en los reactores, después de que la situación se agrabara por el fallo de los sistemas de refrigeración del reactor.

Cerca de la central se detectó además cesio radiactivo, según la comisión de seguridad atómica citado por la agencia Kyodo, que señalaron la posibilidad de que tenga lugar una fusión nuclear en el reactor.

Un aumento del nivel radiactivo fue detectado en el área tras el sismo del viernes.

Aumenta el saldo mortal

En la ciudad costera de Rikuzentakata fueron encontrados entre 300 y 400 cadáveres en el día que siguió al terremoto. El saldo mortal podría registrar un aumento pronunciado en las próximas horas. La emisora pública NHK informó que en la ciudad de Minamisanriku hay más de 10.000 personas reportadas como desaparecidas. Esto equivale a la mitad de la población en ese lugar.

Hasta el cierre de edición, el saldo mortal reconocido por las autoridades japonesas es de por lo menos mil muertos. Alemania envió a Japón un equipo de 40 expertos en labores de rescate. Entre ellos se incluye un grupo de especialistas en el manejo de radiación.

Reuniones de emergencia

La canciller alemana, Angela Merkel, convocó a una reunión de crisis con sus ministros de Exteriores y Medio Ambiente para analizar el accidente ocurrido en una planta nuclear japonesa.

El jefe de la diplomacia alemana, Guido Westerwelle, abandonó antes de lo previsto la reunión de ministros de Exteriores de la Unión Europea en Gödöllo, Hungría, para regresar a Berlín.

Además de Merkel y Westerwelle, en el gabinete de crisis participará también el ministro de Medio Ambiente, Norbert Röttgen, adelantó el portavoz del Gobierno alemán Steffen Seibert.

Poco después, el comisario de Energía de la Unión Europea (UE), Günther Oettinger, convocó una reunión de crisis en Bruselas para principios de la próxima semana ante el riesgo nuclear tras el terremoto que el viernes azotó a Japón, según informó la Comisión.

Supervisores de seguridad nuclear y empresas del sector discutirán sobre el accidente y sus consecuencias para Europa. Aún no se ha concretado una fecha para la reunión.

Las autoridades comunitarias siguen de cerca la situación en Japón y está en contacto con las autoridades niponas así como con el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA).

La alta representante de la Unión Europea (UE) para Política Exterior, Catherine Ashton, expresó hoy su "solidaridad" a Japón por el terremoto de la víspera y ofreció al país asiático el apoyo del bloque en "toda forma posible".

DPA

Editor: Enrique López

DW recomienda

Publicidad