Premier iraquí pide calma tras protestas que dejan 33 muertos | El Mundo | DW | 04.10.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Premier iraquí pide calma tras protestas que dejan 33 muertos

Adel Abdel Mahdi aseguró haber escuchado las demandas de la ciudadanía y pidió al Parlamento que lo ayude a superar esta crisis aprobando nuevas leyes.

EI primer ministro de Irak, Adel Abdel Mahdi, prometió este viernes (04.10.2019) atender las "legítimas demandas" de la ciudadanía, en un discurso con el que buscó tranquilizar a quienes llevan varios días protestando, en una espiral de violencia que ha dejado al menos 33 muertos. Las manifestaciones se desataron el martes en distintas provincias del país, donde la gente reclama contra la corrupción, la falta de empleos y los malos servicios públicos.

"Sus demandas por reformas y acabar con la corrupción han llegados a nosotros. Sus demandas por el futuro de los jóvenes también, y responderemos a cada una de estas legítimas exigencias", dijo el primer ministro. El dirigente aseguró que su gobierno no hará "promesas vacías" ni entregará soluciones de corto plazo. Asimismo, pidió que las manifestaciones sean pacíficas.

Mahdi también solicitó a los legisladores que lo apoyen para reorganizar el gobierno e hizo un llamado a la calma, pues sostuvo que no existe una "solución mágica" a los crónicos problemas que afectan a Irak. Pese a ello, se comprometió a presentar una ley que otorgue un ingreso básico a todas las familias pobres del país. El premier destacó que cualquier medida que desee adoptar su gobierno debe ser aprobada por el Parlamento, por lo solicitó especialmente a los congresistas poner de su parte para superar la crisis.

Más de 1.500 heridos

Un miembro de la gubernamental Comisión de Derechos Humanos, Ali al Bayati, dijo que 27 personas han fallecido en estos tres días en los enfrentamientos entre los manifestantes y la Policía, y otros 1.509 han resultado heridos, aunque poco después esa cifra aumentó a 33. Del total de víctimas mortales, dos son miembros de las fuerzas de seguridad, y entre los heridos hay 400 uniformados, según Al Bayati.

Por su parte, Fatima al Halfi, también de la Comisión de Derechos Humanos, dijo que la mayor parte de las víctimas mortales se han registrado en la provincia meridional de Di Qar, donde las protestas se tornaron violentas el miércoles, cuando se estableció el toque de queda. También fue impuesto el toque de queda en las provincias de Nayaf (centro) y Maysan (sureste), y en Bagdad, donde, pese a todo, se han producido nuevas manifestaciones. Además, el gobierno bloqueó el acceso a Internet en todo el país.

DZC (EFE, dpa, Reuters)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda