Praga veta a Rusia en construcción de reactor nuclear | Europa al día | DW | 19.04.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa al día

Praga veta a Rusia en construcción de reactor nuclear

La empresa rusa vetada.

La empresa rusa vetada.

 

La empresa estatal rusa Rosatom ha sido excluida de la licitación para ampliar una central nuclear en la República Checa, después de que este país haya acusado a Moscú de la explosión en un polvorín en 2014 que dejó dos muertos, abriendo una crisis diplomática entre los dos países.

"En unos días será eliminada de la posibilidad de participar en la licitación, es decir, de la prueba de seguridad. El que no sea invitado a este trámite y no lo supere, no puede acudir", aseguró este lunes (19.04.2021) el viceprimer ministro, Karel Havlicek, al diario Právo. Havlicek descartó asimismo que Rosatom pueda participar de alguna otra manera en el proyecto.

El veto a la compañía rusa se produce dos días después de que Praga acusase a Moscú de sabotaje y expulsase a dieciocho empleados de la embajada rusa, en una medida sin precedentes.

La inteligencia checa acusa al servicio secreto ruso de la explosión de un depósito de armas al este del país en 2014, en la que murieron dos personas. Praga ha emitido una orden de detención contra dos agentes rusos, Anatoly Chepig y Alexander Mishkin, que entraron en el país con pasaporte falso en octubre de 2014, cuando se produjo la explosión.

Chepig y Mishkin son sospechosos de haber intentado matar con la sustancia tóxica Novichock, al ex doble espía Sergei Skripal y su hija Yulia en Inglaterra, en 2018. Moscú ha reaccionado expulsando a 20 trabajadores de la representación diplomática checa en Rusia.

Otras tres empresas, la estadounidense Westinghouse Electric Company, la francesa EDF y la surcoreana KHNP, compiten por hacerse con el contrato para construir el quinto reactor de la central de Dukovany, que genera actualmente el 20 por ciento de la energía que consume República Checa. (EFE)