Portugués Guterres toma ventaja como candidato a la ONU | Europa | DW | 30.08.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Portugués Guterres toma ventaja como candidato a la ONU

El portugués António Guterres se mantiene a la cabeza de la carrera para ser el próximo secretario general de la ONU, tras volver a recibir este lunes (29.08.2016) más apoyos que nadie en la tercera votación secreta celebrada por el Consejo de Seguridad. Guterres, que se estableció como el gran favorito para reemplazar a Ban Ki-moon en los dos primeros sondeos, obtuvo en esta ocasión 11 votos a favor, 3 en contra y una abstención, dijeron fuentes diplomáticas.

Tras él se situó el eslovaco Miroslav Lajcak, que mejoró de forma muy importante sus resultados con respecto a las rondas anteriores y logró 9 votos favorables, 5 en contra y una abstención. En tercer lugar, con idéntico resultado (7 a favor, 5 en contra y 3 abstenciones) aparecen ahora la búlgara Irina Bokova y el serbio Vuk Jeremic.

La canciller argentina, Susana Malcorra, obtuvo el apoyo de 7 países, mientras que otros 7 se pronunciaron en su contra y uno no expresó opinión. Sus resultados no cambiaron demasiado con respecto al anterior sondeo, el pasado 5 de agosto, cuando había logrado 8 votos favorables, 6 en contra y 1 abstención.

De los diez aspirantes que siguen adelante, los peor parados fueron hoy con mucha claridad la costarricense Christiana Figueres y la moldava Natalia Gherman, que registraron los mismos votos: 2 a favor, 12 en contra y 1 abstención. Pese a su cómodo liderazgo, Guterres no tiene garantizado ser el próximo secretario general de la ONU, una selección que no solo depende del candidato, sino también de complejos equilibrios diplomáticos.

El Consejo de Seguridad tiene previsto seguir celebrando votaciones similares para cribar aspirantes, aunque en las próximas podrían marcarse ya con un color distinto las papeletas de esos países con capacidad para vetar una decisión (EE.UU., Rusia, China, Francia y el Reino Unido). El objetivo es que para octubre el Consejo de Seguridad elija un nombre, que luego debe ser ratificado por la Asamblea General. (EFE)