Poroschenko ordena reagrupación militar en el este de Ucrania | Europa | DW | 10.09.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Poroschenko ordena reagrupación militar en el este de Ucrania

Poroshenko abre una puerta a la posibilidad de un estatus especial para el conflictivo este de Ucrania, mientras refuerza sus posiciones militares, en medio de la aún frágil tregua en la región separatista.

Presidente ucraniano, Petro Poroshenko (der.) junto al primer ministro, Arseni Yatseniuk.

Presidente ucraniano, Petro Poroshenko (der.) junto al primer ministro, Arseni Yatseniuk (izq.).

Durante una reunión de su gabinete, en medio del alto el fuego en el este de Ucrania, el presidente Petro Poroshenko anunció que el Parlamento debatirá el próximo miércoles sobre la posibilidad de otorgar un estatus especial a la región en conflicto. En claro mensaje a los separatistas del este de Ucrania, que exigen la independencia del gobierno de Kiev, Poroshenko insistió en que presentará un proyecto de ley al Parlamento que no contempla, sin embargo, la independencia de la región de Donbás.

Al mismo tiempo, Poroshenko ordenó en Kiev una reagrupación de sus unidades militares en la zona de conflicto, informaron medios locales. Poroshenko dijo que esta reagrupación no está pensada como un ataque a los separatistas, sino como una defensa del territorio del país. "Tenemos que estar preparados para una guerra de partisanos", dijo el mandatario, que descartó la intervención de soldados extranjeros. "Es una cuestión de las Fuerzas Armadas de Ucrania", señaló.

Frágil tregua

Desde el inicio el viernes del alto el fuego han sido liberados 700 prisioneros, según Poroshenko. En los últimos días hubo un baile de cifras al respecto. Para la tarde de este miércoles (hora local) está previsto un nuevo intercambio. El líder separatista Andrei Sajarchenko señaló que las partes intercambiarán 36 presos a las cuatro de la tarde hora local (13:00 horas GMT). De acuerdo con las estimaciones, los separatistas tendrían unos 500 soldados bajo su custodia. El gobierno, por su parte, retiene a 300 combatientes.

Como sea, la tregua pactada en la región parece frágil. Si bien Rusia ha retirado el 70 por ciento de sus tropas, aseguró el mandatario ucraniano, es difícil controlar a los separatistas prorrusos, ya que "los terroristas" siguen "provocando" a las fuerzas de seguridad ucranianas, añadió. Desde el comienzo de la tregua entre el Ejército ucraniano y los separatistas el viernes pasado han muerto cinco soldados y 33 resultaron heridos, reportó esta semana el Ministerio de Defensa ucraniano.

rml (dpa/afp/reuters/Spiegelonline)

DW recomienda

Publicidad