¿Por qué se suicidan tantos policías franceses? | Europa | DW | 18.12.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

¿Por qué se suicidan tantos policías franceses?

La tasa de suicidios entre los agentes de la Policía de Francia es muy alta. Los policías critican las duras condiciones de trabajo, pero la administración niega que ambas cosas tengan relación.

Maggy Biskupski es el último nombre de una larga lista de más de 50 policías y miembros de la Policía militar de Francia que se han quitado la vida este año. Su suicidio fue una sorpresa para muchos. Esta agente de 36 años se había convertido en una referente en la lucha contra la epidemia de suicidios dentro de los cuerpos policiales franceses.

"Siempre estaba alegre, nunca le faltaban las palabras. Podías confiar en ella al cien por ciento”, dijo a DW su colega y amigo Guillaume Lebeau durante la marcha de recuerdo que tuvo lugar en París. Cientos de personas se habían congregado con rosas blancas y camisetas que llevaban impresa la cara de Biskupski.

"He perdido a mi compañera, me he quedado con un vacío. Maggy, te extraño, ¡te queremos”, exclamó Lebeau en un emotivo discurso, mientras se secaba las lágrimas. Luego sonó el himno nacional francés, La Marsellesa. Lebeau and Biskupski eran inseparables. Ella incluso le escribió para despedirse. "No me lo quise creer cuando vi el mensaje. Pensé: no, Maggy no”. Pidió una ambulancia para la casa de ella, pero esta llegó demasiado tarde.

Los suburbios son "zonas sin ley”

DW había estado en contacto con Biskupski. Iba a llevar a uno de nuestros equipos de cámara al suburbio en el que trabajaba. Pero unos días antes de nuestra cita se quitó la vida. En las cámaras, había hablado con esta periodista sobre sus difíciles condiciones de trabajo.

"Es catastrófico, los suburbios como este son zonas sin ley. Algunos de sus habitantes odian a la Policía y no dejan de atacarnos. No podemos vivir donde trabajamos, sería demasiado peligroso para nosotros y para nuestra familia”, dijo.

Guillaume Lebeau (DW/L. Louis)

Guillaume Lebeau dedicó un emotivo discurso a su compañera

Luego de su suicidio, Lebeau aceptó llevarnos a ese suburbio. Hasta entonces había rechazado todas las peticiones de otros medios de comunicación. Ambos se habían involucrado contra las condiciones de trabajos de los policías, que no dejan de empeorar. Lebeau cree que esta fue una de las razones del suicidio de Biskupski.

"Algunos de nuestros coches de policía tienen cientos de miles de kilómetros. No podemos alcanzar a coches rápidos en una persecución. Además, nuestros walkie-talkies a menudo no funcionan. Así es como tenemos que trabajar en áreas donde la gente nos tira piedras y nos escupe. Nos vuelve locos, verdaderamente”, dijo mientras conducía a través del barrio.

"Maggy tenía que arrestar a 30 personas al mes, sin importar por qué”

Como resultado de la amenaza terrorista, explicó Lebeau, los agentes apenas pueden tomarse tiempo libre. Asimismo, añadió que Biskupski creía que sus jefes hacían el trabajo todavía más difícil. "Nos piden resultados concretos. Maggy tenía que arrestar a 30 personas al mes, sin importar por qué o para qué. ¿Cómo pueden nuestros superiores establecer reglas que hacen que la gente nos odie todavía más”, se preguntó.

Por su parte, la administración niega que los suicidios entre miembros de los cuerpos policiales estén vinculados a sus condiciones laborales. La petición de DW de acompañar con una cámara a una patrulla policial, con el objetivo de poder hacernos una mejor idea de su entorno laboral, fue rechazada.

Más psicólogos para combatir los suicidios

Lo que sí ha aumentado es el número de psicólogos empleados para combatir esta epidemia de suicidios, de 50 a 89 para un total de 120.000 agentes policiales. Gerard Clerissi, jefe de recursos humanos de la Policía, dijo a DW que esta ratio es mejor que la de otros países. Al mismo tiempo, negó que las fuerzas del orden tuvieran problemas fundamentales.

"Es completamente normal darles a nuestros agentes objetivos completos. Tenemos que justificar el gasto público”, dijo. Y agregó que la presión sobre los policías es ahora menor, ya que los cuerpos se verán reforzados con 7.5000 nuevos agentes durante los próximos cuatro años.

Para Lebeau, sin embargo, esta respuesta no es lo suficientemente buena. Él cree que la Policía tiene que ser reformada en profundidad: "Si a nuestra administración le importaran sus personas, no tendríamos que luchar por mejores condiciones de trabajo. Y Maggy todavía estaría aquí”.

Lebeau quiere continuar con la lucha de Biskupski para asegurarse de que su sacrificio no fue en vano.

(eal/jov)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda

Publicidad