¿Por qué deportaron al cubano Roberto Casanueva de Bielorrusia? | El Mundo | DW | 21.01.2022
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

¿Por qué deportaron al cubano Roberto Casanueva de Bielorrusia?

El cubano Roberto Casanueva fue expulsado de Bielorrusia y separado de su familia. Todo comenzó con su participación en manifestaciones en Minsk. Ahora vive en Lituania. Pero ¿qué es lo que sucedió?

El cubano Roberto Casanueva

Roberto Casanueva no quiere regresar a su país de origen, Cuba

"Claro que sueño con volver a ver a mis hijos, pero, de momento, no es posible. Nos llamamos, nos escribimos y nos apoyamos, aunque estemos a cientos de kilómetros de distancia”, dice Roberto Casanueva.

El cubano vive en la actualidad en Lituania. Antes vivió en Bielorrusia durante 30 años. "Mi hija mayor nació en Cuba en 1989, solo estuvimos allí por poco tiempo, luego mi esposa y mi hija se mudaron a Bielorrusia y yo los seguí un año después. Trabajé como diseñador gráfico y mantuve a mis tres hijos”, dice Roberto.

"Me indignó el fraude electoral"

La celebración de elecciones presidenciales fraudulentas en agosto de 2020 por parte del régimen de Alexander Lukashenko y las manifestaciones multitudinarias posteriores no dejaron indiferente a Roberto. Y como muchos bielorrusos, participó en las numerosas marchas de protesta organizadas por la oposición.

El propio Roberto recibió una notificación por correo para participar con su voto en las elecciones. "Al principio me reí: ¿Cómo me pueden invitar a votar si no soy ciudadano bielorruso? Pensé que era un error, pero sucedió una y otra vez", afirma Roberto. En las elecciones presidenciales de 2020, amigos suyos vieron su nombre en la lista de votantes en el colegio electoral. Roberto está convencido de que su voto ficticio siempre fue otorgado a Lukashenko. Por esta razón no quería seguir siendo un mero espectador silencioso.

"Precisamente en 2020 se vencía mi permiso de residencia y en septiembre solicité una prórroga. La Oficina de Ciudadanía y Migración, inesperadamente, me entregó un documento con algunos párrafos legales", informa Roberto, y agrega: "Cuando pregunté qué era eso, porque no hablo bien el idioma, me dijeron que no tenía derecho a ir a manifestaciones, que tenía que quedarme en casa o me revocarían el permiso de residencia y me deportarían a Cuba".

Abschiebung von Roberto Casanueva in Belarus

Roberto Casanueva sufrió un calvario en una cárcel bielorrusa.

Roberto inicialmente se negó a firmar y dijo que iría a las protestas de todos modos. Como resultado, su permiso de residencia y sus documentos fueron confiscados. "A los pocos días estuve allí otra vez y me entregaron el documento. Entonces lo firmé, creyendo que era solo eso, un papel, y que podía ir a las manifestaciones”, dijo Roberto.

"Las condiciones en prisión fueron una prueba para mí"

Pero, en noviembre de 2020, antes de que empezara una protesta, Roberto Casanueva fue arrestado y sentenciado a 15 días de prisión. Su permiso de residencia en Bielorrusia fue cancelado y las autoridades decidieron expulsarlo del país. "Mi arresto fue ilegal, porque no había empezado (la manifestación) en ese momento. No había llegado nadie todavía. Estaba allí y solo fumaba, no tenía ningún símbolo o bandera conmigo. Sin embargo, una transporte de prisioneros se detuvo a mi lado y una unidad especial de Policía me metió en el auto", recuerda Roberto.

Pasó más de un año en la infame prisión de la Calle Okrestina en Minsk, donde los manifestantes de la oposición, detenidos en masa, fueron golpeados y torturados. Allí Roberto tuvo que esperar su deportación: "Para mí fue una prueba. Estaba en una celda con otros extranjeros, pero no eran presos políticos. Eran personas muy diferentes, algunas buenas y otras malas, pero había que lidiar con todos".

Según Roberto, las condiciones en prisión en realidad no eran soportables mucho tiempo: "Allí no hay electricidad ni café, té, azúcar o cigarrillos. No se permitía nada. Se podía recibir un paquete una vez por semana, pero en el último mes y medio, los paquetes de mi familia no me fueron entregados". No recibió los alimentos, pasta de dientes, cigarrillos ni el papel higiénico que sus allegados le enviaron.

Roberto Casanueva con su hijo en el aeropuerto

Roberto Casanueva, despidiéndose de uno de sus hijos en Bielorrusia antes de ser deportado.

"Me enviaron a Moscú supuestamente como turista"

En diciembre de 2021, funcionarios del Departamento de Ciudadanía y Migración introdujeron a Roberto en un avión con destino a Moscú. Se le prohibió ingresar en Bielorrusia durante tres años, a pesar de que tiene tres hijos allí. "Me enviaron a Moscú supuestamente como turista, porque no hay vuelos directos de Minsk a Cuba”, dice Roberto y agrega: "Pero, después de cuatro o cinco días, la base de datos del Ministerio del Interior ruso encontró una nota de que había sido deportado".  Sin embargo, como deportado, no pudo obtener una visa de trabajo para Rusia. "Solo tuve 30 días para resolver mis problemas", asegura Roberto.

"Quería expresar mi postura"

Un mes después, Roberto Casanueva se encontraba en Vilnius con la ayuda de la fundación solidaria bielorrusa BYSOL. Definitivamente, no quería ir a Cuba. "Cuba tiene exactamente el mismo régimen que Bielorrusia, solo que peor”, enfatiza Roberto. Gracias a un programa de Freedom House, pudo obtener una visa humanitaria lituana.

En Lituania, Roberto también se dedica al diseño gráfico. Después de todo lo que tuvo que soportar el año pasado, todavía no se arrepiente de haber apoyado el movimiento de protesta bielorruso: "Quería expresar mi postura y mi protesta por los acontecimientos en Bielorrusia. Si vamos a hablar de arrepentimiento, entonces lo único que lamento es haber hecho tan poco, me hubiera gustado haber hecho más”.

(rmr/ms)

Ver el video 42:35

A fondo - De Ucrania a Kazajistán: ¿Espacio de poder de Putin?

DW recomienda