Polonia quiere otra Europa | Europa | DW | 04.07.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Polonia quiere otra Europa

El primer ministro polaco promueve otra UE en el Parlamento Europeo: una alianza económica y de defensa de naciones independientes sin regulaciones comunes. Además, rechaza todas las críticas contra su reforma judicial.

Es una coincidencia que el primer ministro polaco, Tadeusz Morawiecki, presente esta semana su visión de Europa en el Parlamento Europeo, solo dos días después de que la Comisión Europea iniciara un procedimiento de infracción contra su gobierno. Mientras los jueces protestan contra su retiro forzoso en Polonia, el jefe del gobierno defiende la cuestionada reforma judicial: "Todos los países tienen derecho a establecer su propio sistema legal con apego a sus propias tradiciones". Lo que el polaco expone en Estrasburgo es la visión de una Europa liberal sin restricciones democráticas, una alianza de Estados nacionales totalmente independientes y sin obligaciones políticas para la comunidad.

La UE, alianza flexible de estados nacionales

"Europa necesita reequilibrar la relación entre los países miembros y las instituciones de la UE", exige Morawiecki. Para él, se deben respetar más las identidades nacionales,  y el futuro de la UE no está predeterminado: "No será inevitable que se transfiera más poder de los estados miembros a nivel de la UE".

Por otro lado, el primer ministro polaco quiere preservar por completo los beneficios que le aporta la UE: se debe combatir la desigualdad y es por eso que hay grandes disputas por las negociaciones presupuestarias. Pero los Fondos de Cohesión deben conservarse porque podrían ayudar a superar las divisiones en la UE. Hasta ahora, Polonia ha sido el mayor beneficiario neto, pero se ve amenazado por recortes en el próximo presupuesto: el rendimiento económico de Polonia ha aumentado recientemente, y la UE está debatiendo posibles recortes debido a la negativa polaca a cooperar en la distribución de refugiados en todo el ámbito comunitario.

La redistribución de fondos es lo que el primer ministro polaco pretende preservar y, además, expandir la UE como una alianza de defensa para contrarrestar la agresión de Rusia. Morawiecki también quiere fortalecer a la OTAN; él ve a Polonia como un baluarte contra un nuevo antiamericanismo y quiere mantener buenas relaciones con Estados Unidos.

El primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki.

El primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki.

Polonia rechaza las críticas

"No está bien que las naciones orgullosas reciban lecciones de otras (naciones o instituciones)”. Con este mensaje, el jefe de gobierno rechaza las críticas de Comisión de la UE a la reforma judicial y otras nuevas regulaciones introducidas por el partido PiS en Polonia. Afirma que esto solo crea polarización, y la "orgullosa nación polaca" rechaza este tipo de intromisiones.

Mientras tanto, la UE ha presionado para preservar la separación de poderes y la independencia de la Justicia en Polonia en rondas interminables de conversaciones, porque todos los estados miembros deben respetar los derechos fundamentales democráticos. Sin embargo, en Varsovia no reaccionaron ante las críticas, por lo que, por primera vez en la historia de la UE, se puso en marcha el Artículo 7 por incumplimiento grave y persistente del contrato. Al final, esto podría conducir incluso a la retirada del derecho a voto de Polonia.

Pero Mateusz Morawiecki rechaza todas las acusaciones de Bruselas y las niega rotundamente: afirma que los medios en Polonia son completamente libres y la Justicia será más independiente que nunca después de la reforma.

"No necesitamos una nueva Europa"

Manfred Weber, líder del grupo del Partido Popular Europeo (PPE) en el Parlamento Europeo, ataca a Morawiecki por el comportamiento de su gobierno: "Hay tantas preguntas: ¿Por qué la televisión pública es una herramienta de propaganda y ya no es un medio libre? ¿Por qué se arrestan a manifestantes pacíficos mientras la violencia de los extremistas de derecha no se castiga? ". "No hay libertad sin el Estado de derecho", enfatiza. Además, cuestiona si es correcto que a Polonia solo le importe la soberanía de los estados y crear un clima anti-UE en el país.

Weber finalmente explica que "no necesitamos otra Europa, ya hay una UE". Una Europa basada en el nacionalismo y el egoísmo, no podría funcionar para el bien de los ciudadanos. El presidente del PPE también se queja del sentimiento antialemán alimentado por el gobierno de PiS, hecho que dificulta la comprensión.

Guy Verhofstadt, jefe de los liberales europeos, critica también duramente al gobierno en Varsovia: "La UE es una comunidad de valores, someter a los jueces a control (político) es inaceptable y no se puede tolerar". Esta no es una cuestión de tradición, sino una cuestión de principios. "Dé marcha atrás y devuelva a Polonia a la familia de los Estados democráticos, abandone la ilusión de los llamados Estados iliberales y vuelva al corazón de la política europea", exige el diputado europeo al primer ministro polaco.

Barbara Wesel (RMR/ER)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda

Publicidad