Polonia: nueva legislación ″criminaliza la educación sexual″ | Europa | DW | 20.10.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

Polonia: nueva legislación "criminaliza la educación sexual"

La nueva ley presentada por el gobierno polaco de derecha prohibiría la educación sexual al criminalizara como presunta "promoción de la actividad sexual de menores". Los maestros son amenazados con cinco años de cárcel

Protesta contra la criminalización de la educación sexual en Polonia, aquí en Varsovia.

Protesta contra la "criminalización de la educación sexual en Polonia", aquí en Varsovia.

Para la Sociedad Polaca de Sexología, "aunque el término 'educación sexual' no se menciona explícitamente en el proyecto de ley, el objetivo principal de la norma será precisamente la penalización de la educación sexual, ya que los autores del proyecto lo justifican al alegar que "proporcionará protección legal a los niños y jóvenes contra la depravación sexual".

Ciudadanos han protestado ya en Varsovia y en otras ciudades para oponerse a la nueva ley propuesta por el gobierno polaco que busca prohibir la educación sexual en las escuelas y la trataría como "pedofilia". Según la revista polaca Wprost, el nuevo proyecto de ley, conocido como la ley "Alto a la pedofilia", tiene como objetivo castigar hasta con cinco años de prisión a quienes ofrezcan educación u orientación sexual. La legislación polaca sitúa en 15 años la edad de consentimiento sexual.

Este proyecto de ley responde a una iniciativa popular impulsada por la fundación católica Paremos la Pedofilia, y busca, presuntamente, evitar la apología de la pedofilia al proponer pena de prisión, entre otros, a los educadores que promuevan comportamientos pedófilos entre menores de 18 años. Una criminalización que se extiende a la información sobre la anticoncepción y el aborto en las escuelas polacas. Una iniciativa que Anna Blus, investigadora de Amnistía Internacional, describe a DW como "escandalosa" y "extremadamente vaga".

"Este proyecto de ley pondrá en riesgo a los jóvenes", es la convicción de Blus, ya que "podría tener efectos desastrosos", agrega. La nueva ley cuenta con el respaldo del partido conservador gobernante Ley y Justicia (PiS), que el pasado 13 de octubre ganó de nuevo una mayoría, aunque estrecha, en las elecciones parlamentarias.

La popularidad del partido PiS se atribuye, en parte, a su postura ultraconservadora sobre la homosexualidad, la educación sexual, y las políticas sobre estos temas priorizados en su agenda. El recién elegido legislador de PiS, Marcin Ociepa, afirmó que los temores de que los educadores puedan terminar tras las rejas son una "exageración" y añadió que no ve nada malo en la legislación.

Hablemos de sexo, pero no en Polonia

PiS ha condenado los intentos de ampliar la educación sexual en Polonia, alegando que sería "sexualizar" a los niños. El líder de PiS, Jaroslaw Kaczynski, describió recientemente los desfiles del orgullo gay como "teatro itinerante". Los manifestantes contra la actual iniciativa argumentan que la educación sexual adecuada es una parte necesaria del plan de estudios y que cumple con los estándares de la Organización Mundial de la Salud para Europa. 

La organización IPPF European Network, que promueve los derechos sexuales y reproductivos, tuiteó que el proyecto de ley era "bancarrota moral". El proyecto de ley tendrá su segunda lectura en la Cámara baja polaca y se espera que luego sea discutido por el Senado. Dada la mayoría del PiS en el Parlamento, se espera que se apruebe.

La mayoría de las clases de educación sexual en las escuelas polacas se reducen a indicarle a los estudiantes cómo "prepararse para la vida familiar", aunque las escuelas en ciudades dirigidas por partidos más liberales han permitido programas de educación sexual. "Queremos educar, no adoctrinar" es el lema de los manifestantes.

(jov/rr)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda