Pollo asado con vinagreta de hierbas y puré de frijoles con boniato | Con sabor y saber | DW | 16.06.2022
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Con sabor y saber

Pollo asado con vinagreta de hierbas y puré de frijoles con boniato

Para marinar el pollo:

1 pollo entero (aprox. 1,5 kg)
5 - 6 cdas de aceite de oliva (80 ml)
3 cdas de vinagre blanco
1 cda de miel
1 cabeza de ajo entera (opcional)
2 ó 3 dientes de ajo 
2 cebollas pequeñas
1 manzana
1 cdta de: curry en polvo, pimentón dulce en polvo, comino y pimienta de cayena molidos
Sal y pimienta 

 

  • Comenzamos preparando la marinada para el pollo. Para ello, utilizamos un frasco de vidrio limpio y seco con tapadera de rosca. Introducimos el aceite de oliva, la miel, el vinagre, los ajos rallados y las especias. Cerramos y agitamos hasta que los ingredientes se hayan mezclado por completo.
  • A continuación, preparamos el pollo y lo limpiamos bajo la canilla de agua fresca, enjuagando tanto la cavidad interior como la superficie de la pieza.
  • Con unas tijeras de cocina, retiramos la grasa sobrante y lo secamos. Luego, precalentamos el horno a 200ºC.
  • Aplicamos la marinada sobre el pollo frotando por todos los lados y lo dejamos macerar como mínimo 2 horas - o incluso toda la noche - para que absorba más el sabor. 
  • Ahora, vamos a rellenarlo. En su interior introducimos las cebollas peladas sin cortar, la manzana entera y una cabeza de ajos también entera.
  • Para atarlo, colocamos el pollo con la pechuga hacia arriba, Cruzamos las patas del pollo y las atamos con un cordel de la forma más ajustada. Tensamos los extremos del cordel en forma de x a través de los muslos rodeando la pechuga hasta pasar por debajo de las alas. Atar un nudo bien ajustado.
  • Colocamos el pollo en una rejilla con una bandeja abajo para no perder el jugo durante la cocción. Lo metemos en el horno precalentado durante 60 minutos. Cada cierto tiempo, regamos el pollo con el jugo y la marinada que ha ido goteando en la bandeja. 
  • Para saber si el pollo está cocido, hay que pincharlo con un tenedor en la parte más gruesa: si la carne del muslo se separa ligeramente del hueso y sale un jugo de carne claro, el pollo está listo.

 

Puré de boniato y frijoles:

500 g de boniato
200 ml de leche
2 cdas de mantequilla
½ diente de ajo
150 g de frijoles negros cocidos 
Nuez moscada
Sal y pimienta

 

  • Primero se pelan los boniatos y se cortan en rodajas finas.
  • En un cazo ponemos la leche a calendar e introducimos los boniatos hasta que estén blandos. Los sacamos, escurrimos y reservamos la leche.
  • En otra cazuela, ponemos la mantequilla a derretir. Picamos el ajo y lo rehogamos unos minutos en la mantequilla caliente.
  • A continuación, añadimos las judías y los boniatos cocidos y removemos enérgicamente. 
  • Agregamos el resto de leche e integramos hasta formar un puré. Condimentamos con nuez moscada, sal y pimienta.

 

Vinagreta de hierbas cítricas:

2 chalotas 
2 zanahorias
1 pimiento, sin semillas
1 cda de jengibre rallada
1 chile rojo
1 manojo de albahaca o hierbas de su elección  
Ralladura de un limón
6 cdas de zumo de limón
Jugo del pollo o aceite de oliva
Sal y pimienta

 

  • Picar las chalotas, las zanahorias, el pimiento, la guindilla y el jengibre. Luego la albahaca y las demás hierbas. Mezclar con todos los demás ingredientes para hacer una vinagreta, sazonar al gusto.
  • Cuando el pollo esté cocido, añadir el jugo que ha ido soltando en la bandeja de horno y sazonar al gusto.

 

Para emplatar, colocamos una pieza de pollo en el centro, servimos el puré a un lado y rociamos con la vinagreta y el jugo.

 

¡Buen provecho!