Policía élite entrenó en vacaciones e ilegalmente a tropas libias | Alemania | DW | 05.04.2008
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Policía élite entrenó en vacaciones e ilegalmente a tropas libias

Integrantes de comandos de élite de la policía y el Ejército de Alemania entrenaron en secreto e ilegalmente a fuerzas de seguridad de Libia en 2006, reconocieron las autoridades germanas.

default

¿No les alcanza el salario? Miembros de un comando élite de la polícia alemana.

Se trata de un grupo de 30 especialistas de la policía, del Ejército y de las tropas especiales de élite GSG-9, que de forma clandestina y sin conocimiento de sus superiores realizaron tareas de adiestramiento en Libia, dijo un portavoz del Ministerio del Interior del estado alemán de Renania del Norte-Westfalia, estado federal más poblado.

Los cursos de adiestramiento fueron organizados

Sondereinsatzkommando SEK der Polizei Libyen

Comando especial SEK de la policía alemana.

por una empresa de seguridad privada, fundada y dirigida por un ex oficial de los grupos de élite GSG-9, coinciden varios informes de la prensa.

Trabajo extra en vacaciones

Un soldado en actividad fue suspendido por sus superiores, confirmó el ministro de Defensa en Berlín. Contra los otros involucrados se inició una investigación. Los cursos de entrenamiento en Libia se impartían fuera de servicio o en períodos de vacaciones, cobrando hasta 15.000 euros (23.400 euros) por persona, según el periódico “Süddeutsche Zeitung”.

Los alemanes dieron a los libaneses lecciones en técnicas de disparo, seguridad personal y autodefensa, de acuerdo con el “Westfalen-Blatt", periódico de Renania del Norte. Los agentes de policía involucrados usaron información secreta sobre métodos de entrenamiento policial para dictar sus cursillos.

“Riesgo para la seguridad de Alemania”

"La conducta de los policías es completamente inaceptable", dijo el ministro del Interior de Renania del Norte, Ingo Wolf. El sindicato alemán de policías criticó por su parte las acciones de los oficiales de policía involucrados en los programas de entrenamiento, diciendo que dañaron la reputación de la policía y pusieron en riesgo la seguridad de Alemania.

DW recomienda

Publicidad