Políticos alemanes piden estar alerta ante posible atentados | Europa | DW | 23.12.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Políticos alemanes piden estar alerta ante posible atentados

Varios políticos germanos advirtieron que no sólo las grandes urbes alemanas corren el peligro de ser blanco de atentados terroristas perpetrados por islamistas radicalizados. "Cada lugar de Alemania" puede estar en la mira de atacantes individuales o de gente que regresa de luchar en Siria o Irak, dijo el ministro del Interior del Estado federado Renania-Palatinado, Roger Lewentz. Todo lo que suceda en torno a la Puerta de Brandeburgo" en Berlín llamaría más la atención, pero tampoco hay que descartar posibles escenarios de violencia extremista lejos de las metrópolis, precisó Lewentz. El ministro recordó el fallido atentado de 2006 en el que fue colocado un explosivo en un tren regional y señaló que como en este caso, los terroristas buscan objetivos de fácil acceso y alta concurrencia. Además, los atacantes podrían preferir ir al interior del país, debido a que Berlín está muy vigilada por cámaras y policías, agregó Lewentz. El ministro del Interior de Baja Sajonia, Boris Pistorius, recalcó en declaraciones a dpa la necesidad de estar en contacto con los proveedores de Internet y operadores de redes sociales debido a que en Alemania muchos musulmanes se radicalizan a través de la red. Datos del ministerio alemán del Interior indican que por lo menos 550 extremistas de Alemania han viajado a Siria e Irak para luchar junto con los fundamentalistas del Estado Islámicos (EI). Muchos de los que regresan han sido entrenados en el manejo de armas y explosivos. "Son bombas de tiempo", previno Lewentz. El servicio de inteligencia exterior de Alemania cifra en unos 60 el número de islamistas alemanes muertos en Siria e Irak e indica que por lo menos nueve de ellos perdieron la vida en atentados suicidas. Aunque reducido, el creciente círculo de fundamentalistas que siguen la corriente del salafismo en Alemania preocupa las autoridades germanas. En la actualidad se calcula que son unos 7.000 frente a unos 2.800 contabilizados hace pocos años. "El salafismo se opone de plano al Estado de derecho liberal. Y por eso estamos más que alertas", dijo Lewentz. Ninguno de los ministros se pronunció sobre el auge de la violencia islamófoba atribuible a extremistas de ultraderecha que se radicalizan igualmente a través de Internet. (dpa)

Publicidad