Polémica en Taiwán por el sacrificio de 154 gatos de raza avaluados en USD 350.000 | El Mundo | DW | 23.08.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Tráfico de animales

Polémica en Taiwán por el sacrificio de 154 gatos de raza avaluados en USD 350.000

Los felinos de raza fueron encontrados en un barco de pesca que los vendía de manera ilegal. Las autoridades taiwanesas informaron que se les quitó la vida por posibles enfermedades infeccionsas, como la rabia.

Un gato de raza británica de pelo corto.

Un gato de raza británica de pelo corto.

Las autoridades de Taiwán sacrificaron el sábado (21.08.2021) a 154 gatos de raza que habían sido incautados en el sur del país, lo que provocó varias críticas de defensores de los derechos de animales y otros sectores de la sociedad.

"Es una ironía que las autoridades gubernamentales hayan sacrificado a los gatos hoy, en el Día Internacional de los Animales sin Hogar", señalaron en un comunicado conjunto un par de grupos defensores de los animales, como la Red de Vigilancia de la Protección Animal de Taiwán.

Los 154 gatos de raza fueron encontrados en un barco pesquero interceptado el jueves por los guardacostas de Taiwán a nueve millas náuticas de la costa de Tainan, ciudad del sur del país, según la Agencia Central de Noticias.

Los felinos domésticos, valorados en unos 10 millones de dólares taiwaneses (357.360 dólares estadounidenses), se encontraban adentro de 62 jaulas, y eran de raza azul ruso, ragdoll, el persa de pelo corto americano y el británico de pelo corto, informó la CNA.

Se les sacrificó por posible transmisión de enfermedades

Los funcionarios locales informaron que los gatos fueron introducidos en el comercio ilegal desde un origen desconocido y que se les aplicó la eutanasia para evitar la importación de enfermedades infecciosas, como la rabia u otras.

Los grupos defensores de los animales dijeron que era lamentable ver que el sistema administrativo careciera de flexibilidad porque el gobierno no dejó espacio para el debate social. Estas organizaciones también habían instado a la gente a enviar cartas de petición a la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, que es una conocida amante de los gatos.

A última hora del sábado, Tsai condenó en las redes sociales el egoísmo de los contrabandistas, que había provocado la pérdida de preciosas vidas:

"Entiendo perfectamente que la gente esté descontenta con la gestión del caso. Obviamente, tendremos que revisar nuestro sistema", dijo Tsai en Facebook.

Los grupos defensores de los animales también instaron al gobierno a investigar inmediatamente el caso y castigar severamente a los contrabandistas.

JU (dpa, theguardian.com)

DW recomienda