Pocas esperanzas de paz para Siria | El Mundo | DW | 21.01.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Pocas esperanzas de paz para Siria

Los países occidentales subrayan la importancia de una conferencia de paz para Siria. La conferencia en 2012 no tuvo un éxito palpable. Ahora le sigue “Ginebra II”, pero las posibilidades de lograr la paz son escasas.

Tal vez haya sido un optimismo obligado el del ministro alemán de Relaciones Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, dado que pronto comenzará la conferencia para Siria en Montreux, a orillas del lago Lemán, en Suiza. Durante la reunión de los “Amigos de Siria”, en París, a comienzos de enero, Steinmeier había dicho que “2014 podría ser el año decisivo para toda la región”, refiriéndose a Cercano Oriente. El acuerdo en la disputa nuclear con Irán estaba muy cerca de alcanzarse, y la concreción de una solución de dos Estados en el conflicto israelí-palestino y el fin del derramamiento de sangre en Siria se veían como posibles.

"Muy lejos de la paz"

Sin embargo, recientemente, en el Parlamento alemán, Steinmeier se mostró menos

Frank-Walter Steinmeier, ministro alemán de RR. EE.

Frank-Walter Steinmeier, ministro alemán de RR. EE.

confiado: “Estamos muy lejos de la paz”, dijo. Pero añadió que hubo una apertura hacia un fin del conflicto sirio luego de lograrse que el jefe de Gobierno sirio, Bashar Al Assad,abandone el uso de armas químicas. “No se debe menospreciar el significado de ese logro”, señaló Steinmeier. A través del acuerdo sobre la destrucción de armas químicas en Siria no sólo se impidió que el conflicto siguiera escalando, algo que parecía inevitable, sino que, además, se quebró por primera vez el bloqueo en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, y EE. UU. y Rusia se mostraron dispuestos a una cooperación parcial. Pareciera que Berlín se aferra desesperadamente a ese único éxito demostrable en el largo forcejeo diplomático para frenar la violencia en Siria. Según Steinmeier, “la destrucción de armas químicas podría ser el paso decisivo” hacia dicho objetivo.

¿Quién participará en la conferencia en Ginebra?

En Berlín se espera hasta último momento que también la oposición siria participara en

Jan van Aken, del partido La Izquierda.Jan van Aken Die Linke

Jan van Aken, del partido La Izquierda.

las negociaciones en Montreux. Steinmeier resaltó la difícil situación en la que está Siria, donde no solo se producen luchas en dos frentes: por un lado, contra el régimen de Assad y, por el otro, contra grupos radicales. No solo la oposición juega un rol clave en la búsqueda de una solución para Siria. La guerra civil se ha convertido en una guerra subsidiaria en la que están implicados no solo yihadistas de todo el mundo, sino también las potencias hegemónicas de Cercano Oriente. Es por eso que diputados alemanes de diferentes sectores políticos se manifestaron a favor de incluir a Arabia Saudita y a Irán en las conversaciones de paz.

Phillip Mißfelder, portavoz de RR. EE. de la Unión Demócrata Cristiana (CDU) espera que Teherán haga valer su influencia, de forma directa o a través de representantes. También el diputado del partido La Izquierda Jan van Aken exige la participación de las potencias regionales. “Sólo será posible una solución pacífica para Siria si participan en ella todas las fuerzas relevantes”, dijo van Aken en entrevista con Deutsche Welle.

Un futuro con o sin Assad

Un cese del fuego “aunque más no fuera por unas pocas horas”: eso es lo que espera el

Bashar Al Assad, presidente de Siria.

Bashar Al Assad, presidente de Siria.

vicepresidente del grupo parlamentario del Partido Socialdemócrata (SPD) y experto en política exterior, Rolf Mützenich. Después de tres años de guerra, Siria corre peligro de desintegrarse como país en medio de las luchas entre los diferentes grupos étnicos y regiones. Además, países limítrofes, como Turquía, Líbano y Jordania ya se ven superados con las oleadas de refugiados sirios. Según Mützenich, Alemania debería hacer algo más para aliviar a esos países, cuya situación es, de por sí, frágil.

Aún no se perfila cuál será el escenario después del fin del conflicto sirio, ni tampoco se sabe qué papel tendrá el presidente, Bashar Al Assad, en el futuro. Durante la primera conferencia para Siria, en 2012, los Amigos de Siria subrayaron que no habrá un futuro para Siria con Assad. En Berlín, sin embargo, esa cuestión se tomó con pinzas: “Siempre dijimos que sólo habrá un futuro seguro para Siria sin Assad”, señaló Phillip Mißfelder. Pero ahora “se debe relativizar esa afirmación, ya que Occidente subestimó en gran medida el poder militar de Assad”. Si bien el presidente sirio no es una garantía para recuperar la paz, “una situación sin Assad se presenta hoy como más peligrosa y difícil que al comienzo de la guerra”.

DW recomienda

Publicidad