Plantas portátiles de energía solar para armar en casa | Ciencia y Ecología | DW | 01.09.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Ciencia y Ecología

Plantas portátiles de energía solar para armar en casa

Se cuelgan en paredes y balcones, se colocan en tejados, terrazas o a la entrada de las tiendas de campaña. Pero, ¿qué sistemas hay y cuáles se recomiendan?

Mini-planta de energía solar de 100 vatios para el balcón

Mini-planta de energía solar de 100 vatios para el balcón. Aquí en Dinkelsbühl, Alemania

1° Para enchufar a la red: Mini FV para el hogar

Cada vez son más las personas que cubren parte de sus necesidades de energía con mini-sistemas solares, las llamadas unidades solares enchufables. Se trata de pequeños sistemas fotovoltaicos con uno o dos módulos y una potencia de hasta 600 vatios. Esto es suficiente para cubrir hasta el 30% de las necesidades energéticas  de un hogar: para el refrigerador, la lavadora, el lavavajilla o el ordenador.

Los sistemas pequeños tienen enchufes domésticos normales que se conectan y conducen así la energía solar a la red doméstica. Los dispositivos se consideran seguros. Una gran ventaja: no se necesita un electricista para colgarlas del balcón, instalarlas en un tejado plano o en el jardín. La electricidad solar que no utiliza el usuario pasa a la red pública

Varios cientos de miles de estos sistemas ya están en funcionamiento en Alemania y países vecinos. Los aparatos son muy seguros, hasta ahora no se ha registrado ningún percance", dice Thomas Seltmann, experto en fotovoltaica del centro de asesoramiento al consumidor de Renania del Norte Westfalia. "El auge de los dispositivos solares enchufables apenas empieza", está convencido Seltmann.

2° Sistema autónomo: electricidad fotovoltaica para cada cabaña

En 2010, alrededor de 2.000 millones de personas aún no tenían acceso a la electricidad porque no había redes eléctricas en muchas zonas del mundo; hoy hay unos 1.300 millones menos. La razón: hoy en día, la electricidad puede generarse fácilmente en cualquier lugar con los llamados sistemas autónomos. Con un módulo solar y una batería, esto es sencillo y es la solución más barata.

Los llamados sistemas solares domésticos tienen un pequeño módulo de 4 vatios con batería y una eficiente lámpara LED. Esto es suficiente para la escuela y las tareas domésticas en la noche.

Con un sistema autónomo más grande con un módulo de 50 vatios se puede prender  un televisor y varias lámparas, y un módulo de 250 vatios puede alimentar un refrigerador. Si también se quiere conducir un coche eléctrico con energía solar, se necesita un sistema con una potencia de al menos 2.000 vatios, o unos 10 metros cuadrados de módulos. Con la electricidad generada, un coche puede recorrer hasta 16.000 kilómetros al año.

3° Energía solar en la carretera

Cada vez hay más detectores de movimiento e iluminación solar en jardines, y gracias al riego fotovoltaico también se pueden regar los prados o el huerto. Los mini-sistemas móviles también son cada vez más populares entre los campistas.

Constan de un módulo solar plegable muy compacto de plástico y un inversor con batería. Estos sistemas están disponibles en todos los tamaños y para todas las necesidades: sistemas pequeños del tamaño de una cartera para cargar un teléfono móvil o sistemas muy potentes, con una potencia de 160 vatios, para cargar la batería de una bicicleta y hacer funcionar un portátil y una nevera en un caravana. Algunos los compran en tiendas online especializadas.

4° ¿Cuánto cuestan los mini-sistemas solares?

El rendimiento del módulo y la batería determinan su precio: la calidad, la apariencia y la funcionalidad también son factores que determinan el precio.

Los pequeños sistemas solares domésticos con una batería y una lámpara cuestan a partir de 30 euros en buena calidad, y los sistemas autónomos que también son suficientes para hacer funcionar un televisor y un frigorífico cuestan varios cientos de euros. Los sistemas solares para acampar con módulos plegables especiales para la mochila cuestan un poco más, con la misma potencia.

Las unidades solares enchufables no suelen tener batería, pero pueden integrarse directamente en la red eléctrica. Estos sistemas cuestan entre 350 y 900 euros en Europa. Según el Centro de Asesoramiento al Consumidor, los dispositivos enchufables en Alemania han generado el equivalente al precio de compra en electricidad después de seis a nueve años.

En Alemania, la electricidad generada con módulos enchufables cuesta entre 7 y 10 céntimos de euro por kilovatio hora (kwh); en zonas con más sol, como el sur de Europa, África, América Latina, California o muchas partes de Asia, cuesta menos de 5 céntimos de euro (6 céntimos de dólar). En la red, la electricidad cuesta entre dos y cinco veces más.

5° ¿Ayudan las plantas mini-solares a proteger el clima?

Según la Sociedad Alemana de Energía Solar, estos sistemas podrían generar entre 1.000 y 2.000 megavatios adicionales de energía solar en Alemania. Esto equivale a la electricidad generada por una central eléctrica de carbón. Por lo tanto, los sistemas mini-solares no solo reducen los costes de electricidad propios, sino que también ayudan a proteger el clima.

"Mucha gente tiene poca relación con su propio consumo de electricidad y ninguna experiencia con la energía solar y su almacenamiento en baterías", dice Krisztina André, de la iniciativa Bündnis Bürgerenergie.

En cuanto a los coches eléctricos, en el futuro podría haber un impulso adicional, espera André: "Los coches eléctricos tienen grandes baterías y esta electricidad podrá utilizarse en otros lugares. Para cubrir las propias necesidades de electricidad en casa, y en el barrio a través de la red pública".

(jov/er)

DW recomienda