Piden liberar a periodistas en China y Uzbekistán | Política | DW | 21.11.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Piden liberar a periodistas en China y Uzbekistán

La periodista china Gao Yu enfrenta un juicio que AI calificó de farsa. El director de DW, Peter Limbourg, apoyó el llamado de Reporteros sin Fronteras a favor de su liberación y la del periodista Salijon Abdurakhmanov.

El inicio del proceso contra la periodista disidente china Gao Yu, en Pekín, ha puesto nuevamente en primer plano su caso. Acusada de haber revelado secretos de Estado al extranjero, la septuagenaria periodista fue apresada el 24 de abril, poco antes de conmemorarse los 25 años de la masacre de Tiananmen. Dos semanas más tarde, la televisión estatal china la mostró haciendo una confesión, que según la propia Gao Yu fue forzada.

El director general de Deutsche Welle (DW), Peter Limbourg, calificó de contrario a la dignidad del ser humano el hecho de que haya sido mostrada ante millones de televidentes como una “criminal confesa”. También la organización Reporteros sin Fronteras (RSF) lamentó que la confesión hubiese sido obtenida bajo presión y Amnistía Internacional (AI) habló de "farsa" al referirse al proceso.

Limbourg subrayó que Gao Yu, quien también ha sido colaboradora de la redacción china de DW, “tiene derecho a un proceso justo y conforme al Estado de Derecho”. En este contexto, aplaudió la nueva exhortación de Reporteros sin Fronteras a las autoridades chinas para que pongan en libertad a la periodista, cuya labora ha obtenido varios reconocimientos internacionales.

Preso en Uzbekistán

Protesta contra la detención de Salijon Abdurakhmanov (2011).

Afiche de protesta contra la detención de Salijon Abdurakhmanov (2011).

Igualmente llamó a respaldar la campaña de Reporteros sin Fronteras a favor de la liberación del periodista Salijon Abdurakhmanov, encarcelado desde hace seis años en Uzbekistán. Hasta su detención había escrito regularmente en medios uzbekos e internacionales sobre temas como corrupción, problemas ambientales y los derechos humanos.

El periodista uzbeko fue detenido en 2008 y acusado de portar drogas en su auto. Como en los exámenes que se le practicaron no detectaron rastros de consumo de drogas, se lo acusó luego de venderlas, lo que constituye un delito más grave, por el que fue condenado a 10 años de prisión. Abdurakhmanov negó haber tenido drogas y acusó a los policías de haberlas depositado en su auto. Según Reporteros sin Fronteras, esa es una práctica habitual en Uzbekistán para “sacar de circulación” a los críticos y la intención era “silenciar a Abdurakhmanov por su trabajo periodístico.

Reporteros sin Fronteras, de cuyo comité forma parte Limbourg, exhortó al gobierno uzbeko a permitir que Abdurakhmanov viaje a Alemania para recibir el premio Johann-Philipp Palm, que será entregado el 30 de noviembre en las cercanías de Stuttgart.

Publicidad