Pide May a Bruselas que acepte su plan para el ″brexit″ | Europa | DW | 20.07.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

Pide May a Bruselas que acepte su plan para el "brexit"

La primera minstra británica consideró en Dublín que la posición de la UE en cuanto a la frontera con la República de Irlanda es "impracticable".

La primera ministra británica, Theresa May, pidió hoy a Bruselas flexibilidad para que acepte su nuevo plan de salida de la Unión Europea (UE), al tiempo que atacó a sus críticos en el Partido Conservador, cuya presión ha debilitado su posición negociadora ante el "brexit".

Esos fueron los principales mensajes que dejó la líder tory tras una visita de dos días a Irlanda del Norte, donde reiteró su compromiso para mantener abierta la frontera con la República de Irlanda después de este divorcio, clave para sus economías y el proceso de paz.

Para resolver la cuestión fronteriza, uno de los mayores escollos en las conversaciones, la UE debe "evolucionar", pues su posición actual es "impracticable", subrayó hoy May durante un discurso pronunciado en Belfast, ante representantes empresariales y políticos de la provincia británica.

Con esas palabras volvió a rechazar el contenido del acuerdo alcanzado en Bruselas el pasado diciembre, cuando la UE propuso mantener a Irlanda del Norte alineada con algunas normas de la unión aduanera y el mercado único para evitar el restablecimiento de una barrera estricta tras el "brexit".

Esa salvaguarda, recordó, situaría la futura frontera en el Mar de Irlanda y dejaría a la región fuera del mercado interno británico, al tiempo que pondría en peligro la integridad territorial de todo el Reino Unido al crear una línea divisoria interior.

May remitió a la UE al llamado Libro Blanco, que, en su opinión, representa "un cambio significativo en nuestra posición" y es un "conjunto de medidas coherente" para lograr un acuerdo de salida satisfactorio para todas las partes.

La dirigente conservadora consensuó ese texto el pasado 6 de julio, pero provocó la dimisión de dos ministros y otros cargos de menos rango al proponer crear un mercado común de bienes británico-comunitario con cierta armonización reguladora, algo inaceptable para los partidarios de un "brexit" duro o la ruptura total con la UE.

En este grupo se incluye también el probritánico Partido Democrático Unionista (DUP), mayoritario entre los protestantes norirlandeses y cuyos diez diputados en Westminster permiten a May gobernar en minoría.

En este sentido, la líder del DUP, Arlene Foster, agradeció hoy la claridad aportada por la primer ministra sobre el futuro de la frontera y sus garantías para que Irlanda del Norte no tenga "un estatus especial" por el "brexit", diferente al del resto del Reino Unido.

En el lado opuesto, el partido Sinn Féin, principal entre los nacionalistas católicos de la región, consideró hoy, después de mantener un "encuentro difícil" con May, que Londres no está aportando claridad sobre la cuestión fronteriza y que el regreso de los puestos de control sería "catastrófico".

EL(efe, reuters)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda