PetroPerú admitirá hasta 49 por ciento de capital privado | América Latina | DW | 13.12.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

PetroPerú admitirá hasta 49 por ciento de capital privado

El ministro de Energía y Minas, Jorge Merino, aclaró que la empresa "seguirá siendo estatal", pero con presencia de aporte privado. El Estado seguirá teniendo control del 51 por ciento de las acciones.

El plan del Gobierno de Ollanta Humala es ampliar la capacidad nacional del refino. En este marco, el Congreso de Perú aprobó una ley que permite la privatización de hasta el 49 por ciento de la energética estatal Petroperú. Las acciones serán vendidas a inversionistas privados entre 2015 y 2016. El ministro de Energía y Minas señaló que esta participación podría ir a parar en capitales de países vecinos, como Chile. "El Estado no está perdiendo el control de PetroPerú. La empresa va a seguir siendo estatal, pero con aporte privado que viene también con gestión privada", añadió el ministro.

Se trata de un paso clave hacia el objetivo de impulsar la producción nacional de energía. El capital privado supondrá la primera inyección de capital privado en Petroperú, desde su creación hace 40 años. Eventualmente, las acciones de Petroperú acabarán cotizando en la bolsa de valores de Lima, aunque el momento de una Oferta Pública Inicial no se conoce. Según la ley, del 49 por ciento de las acciones programadas para ser vendidas, por lo menos el 5 por ciento se ofrecerá "exclusivamente" al público en general. El ministro de Economía de Perú, Luis Miguel Castilla, dijo esta semana que la empresa podría tener un valor de alrededor de 1.000 millones de dólares, y que este podría aumentar a medida que se expanda. Ahora Petroperú solo opera en la refinación, transporte, almacenamiento y comercialización de productos derivados del petróleo. Compite con la española Repsol en el país sudamericano. Humala espera convertir a Perú en exportador neto de energía, mediante la transformación de Petroperú en un jugador más grande, como la petrolera brasileña Petrobras.

MS (dpa/La República)