Petición sobre Taiwán obliga a Alemania a justificar su política de ″una China″ | Alemania | DW | 07.12.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Alemania

Petición sobre Taiwán obliga a Alemania a justificar su política de "una China"

Después de que una petición presentada por un ciudadano alemán llegara al Bundestag, el Gobierno alemán tendrá que explicar por qué no tiene relaciones diplomáticas con la democrática Taiwán.

Con instituciones transparentes, elecciones libres y una economía de libre mercado, Taiwán se posiciona como una isla de democracia frente a las costas de la autoritaria República Popular China.

Alemania es uno de los socios europeos más importantes de Taiwán, con una relación comercial sólida y fuertes lazos entre empresas e instituciones. No obstante, Berlín no tiene ninguna relación diplomática formal con Taipéi.

Ahora, después de que una petición iniciada por un pensionista alemán recibiera más de 50.000 firmas en solo unas pocas semanas, el Gobierno alemán tendrá que explicar, en una audiencia programada para el lunes 9 de diciembre, por qué no reconoce a Taiwán.

Michael Kreuzberg es un biólogo marino alemán retirado de la ciudad oriental de Rostock. Después de visitar Taiwán en 2018, se sintió "inspirado por la gente que luchaba por su democracia". Kreuzberg dijo que vivió bajo una dictadura en la antigua Alemania Oriental comunista, y siente empatía por Taiwán.

"Sé cómo son estas dictaduras. He estado enojado durante mucho tiempo porque Taiwán no es reconocido por Occidente y, mientras tanto, todos los países occidentales se muestran favorables con un régimen como el de la República Popular de China, que no puede considerarse un democracia ", dijo Kreuzberg a DW.

Petición ante el Bundestag

Para conmemorar el 30 aniversario de la masacre de la Plaza Tiananmén en junio de 2019, Kreuzberg decidió hacer una declaración para el "pequeño y valiente Taiwán". Presentó una petición ante el Parlamento alemán, el Bundestag, pidiendo a Alemania que establezca relaciones diplomáticas formales con Taiwán.

De acuerdo con la ley alemana, todos tienen el derecho de presentar una petición con solicitudes o quejas al comité de peticiones parlamentarias, que luego decide si publica la petición para que el público considere su apoyo. Si se publica una petición, y luego recibe más de 50.000 firmas, se discutirá públicamente durante una de varias reuniones anuales del comité de petición.

En el caso de Kreuzberg, el comité rechazó su solicitud y dijo que no publicaría la petición en su sitio web. Según una copia de la carta de rechazo vista por DW, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania aconsejó al comité que no publicara la petición de Kreuzberg porque corría el riesgo de contradecir la "política de China única" de Alemania y hacer "daño a las relaciones internacionales o al diálogo intercultural" con China.

De las bases a la geopolítica

Para no ser disuadido, Kreuzberg apeló la decisión, argumentando que ya había ensayos críticos con China en el sitio web del Gobierno. Kreuzberg decidió entonces dirigirse al partido alemán de Los Verdes (centro-izquierda) para pedir ayuda. Unas semanas más tarde, Kreuzberg recibió un aviso de que el comité de petición publicaría la petición sobre Taiwán.

"Le conté a unos amigos para que lo firmaran, y pensé que si podía obtener unos cientos de firmas, sería un éxito", dijo Kreuzberg. "Nunca conté con alcanzar el nivel mínimo de votos para una audiencia", dijo.

Pero en dos semanas, la petición recibió más de 30.000 firmas. Dos semanas después, rompió la marca de 50.000, lo suficiente como para requerir que el comité de petición debata públicamente la solicitud de Kreuzberg de reconocimiento diplomático de Taiwán durante su próxima sesión el 9 de diciembre.

Ver el video 01:34

Se agrava disputa en Mar de China Oriental

Hacer que el Gobierno alemán discutiera públicamente el reconocimiento diplomático de Taiwán fue una victoria inesperada para Kreuzberg, y llamó la atención del jefe de la Oficina de Representación de Taipéi en Berlín, Jhy-Wey Shieh.

Shieh dijo que era notable que un ciudadano alemán, "por su propio deseo de justicia", decidiera defender a Taiwán, que es una "democracia establecida que está siendo amenazada".

"No fue nuestra iniciativa. Fue iniciada por un exciudadano de Alemania del Este que simplemente no quería aceptar que Taiwán no sea reconocida como una democracia, mientras que una dictadura como la de China goza de reconocimiento diplomático solo porque es una gran potencia económica", dijo Shieh a DW.

Aunque es difícil determinar de dónde provienen todas las firmas, Shieh dijo que la noticia de la petición se difundió rápidamente en las redes sociales y entre los taiwaneses que viven en Alemania y Taiwán. Las versiones en inglés y chino de la petición también llegaron rápidamente a Internet.

Según el comité de petición, cualquier persona, independientemente de su nacionalidad, puede apoyar o presentar una petición al Bundestag desde cualquier parte del mundo.

¿Por qué no se reconoce a Taiwán?

Taiwan Reisepass (picture-alliance/EPA/D. Chan)

Los titulares de este pasaporte taiwanés pueden viajar libremente a países que no reconocen diplomáticamente a Taiwán

Hoy, solo 15 países pequeños, incluido el Vaticano, tienen relaciones diplomáticas con Taiwán. Alemania nunca ha tenido lazos diplomáticos formales con la República de China (el nombre oficial de Taiwán).

Pekín siempre ha insistido en que Taiwán y China continental son parte del mismo país, del cual solo el Partido Comunista de China es el único gobernante legítimo. En la práctica, esto significaba que para que los países tuvieran lazos diplomáticos con Pekín, tendrían que renunciar a las relaciones con Taipéi.

Los defensores de Taiwán, como Michael Kreuzberg, ven esto como la intención de los Gobiernos de anteponer los intereses comerciales al reconocimiento de los derechos humanos.

"La República de China es sin duda un estado soberano", escribió Kreuzberg en su apelación al Parlamento alemán. "La gente practica libremente la democracia, en contraste con la República Popular China, que es una dictadura de un solo partido".

Alemania, como la Unión Europea y Estados Unidos, ejerce relaciones "no oficiales" con Taiwán. El Instituto Alemán de Taipéi sirve como la oficina de representación de Berlín, y dicen que las relaciones bilaterales son "buenas e intensas".

Según el Ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania, "Taiwán es el quinto socio comercial más importante de Alemania en Asia. Alemania es el socio comercial más importante de Taiwán en la Unión Europea, y las empresas alemanas están activas en prácticamente todos los sectores de Taiwán".

La influencia de China

Según las cifras del Gobierno alemán, China es actualmente el socio comercial más importante de Alemania, y el comercio bilateral ascendió a casi 200 mil millones de euros en 2018. El mercado chino es crítico para los fabricantes de automóviles alemanes; BMW, Daimler y Volkswagen vendieron alrededor de 5,5 millones de vehículos nuevos en 2018 y obtuvieron hasta el 50% de sus ganancias globales en China.

Cualquier país que decida reconocer un Taiwán independiente violaría el "principio de una China" de Pekín y muy probablemente incurrirá en represalias que podrían tener consecuencias económicas de gran alcance, como ser excluido del vasto mercado chino. Los funcionarios del Partido Comunista en Pekín ven a un Taiwán independiente como una amenaza para la "integridad territorial" de China.

Ver el video 01:26

Primeras bodas homosexuales en Taiwán

Xi amenaza a Taiwán

En enero, el presidente chino, Xi Jinping, atrajo la preocupación internacional al pronunciar un discurso sobre Taiwán, en el que dijo: "La unificación entre los dos lados del estrecho (de Taiwán) es la gran tendencia de la historia". "No prometemos abandonar el uso de la fuerza y mantener la opción de tomar todas las medidas necesarias", dijo Xi en el Gran Salón del Pueblo en Pekín, y agregó que estas "medidas" podrían usarse contra las "fuerzas externas".

Shieh dijo que, con este tipo de declaraciones, Pekín está perjudicando sus propios intereses al amenazar a Taiwán y se está ganando la simpatía y solidaridad internacional de la isla.

Una declaración simbólica para Taiwán

Durante la audiencia del lunes en Berlín, el peticionario Kreuzberg presentará sus argumentos al comité de petición, junto con representantes del Ministerio de Relaciones Exteriores alemán. Después del debate, el comité de petición dará una recomendación al Bundestag, que luego puede optar por aceptar o rechazar lo que se solicita en la petición.

Tanto Shieh como Kreuzberg admiten que no hay posibilidad de que Alemania reconozca formalmente a Taiwán, pero esperan que la petición obligue al Gobierno alemán a defender públicamente su posición.

"Soy pragmático, Alemania no reconocerá formalmente a Taiwán, la presión del lobby empresarial sigue siendo demasiado fuerte", dijo Kreuzberg. "Pero el problema ha llegado al Bundestag. Y espero que al menos unos pocos políticos lo respalden".

(few/eal)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema