Pese a la recesión mundial, el negocio con las armas florece | Economía | DW | 21.02.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Pese a la recesión mundial, el negocio con las armas florece

Fue el año más duro de la crisis económica, pero no para los principales fabricantes de armas del mundo: en 2009, estos aumentaron sus ingresos en un 8%, dice el sueco Instituto Internacional de Estudios para la Paz.

default

Para los diversos conflictos abiertos en el mundo, las armas son fundamentales.

Cada año, el Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (SIPRI) somete a estudio la facturación de las 100 mayores compañías del planeta dedicadas a la venta de armamento. En su análisis más reciente- que corresponde a 2009- el centro concluye que éstas vieron aumentar sus ingresos hasta los 401.000 millones de dólares durante dicho periodo, lo que equivale a una subida del 8% con respecto a 2008. Y eso a pesar de la crisis.

Panzer Marder Afghanistan ISAF schnelle Eingreiftruppe Flash-Galerie

Desde los atentados del 11 de septiembre, el negocio armamentístico vive un crecimiento constante.

Un negocio a prueba de crisis

El 8% que los grandes consorcios armamentísticos ingresaron en 2009 más que en 2008 supone el mayor crecimiento desde 2002, el año posterior a los atentados del 11 de septiembre contra las Torres Gemelas y el Pentágono y la fecha que marca una tendencia al alza sostenida en las ganancias del sector. En este ámbito, de la crisis financiera que afectó y continúa afectando a los mercados internacionales no se percibe ni rastro.

"Pese a continuar la recesión mundial en 2009, la venta total de armas de las mayores compañías productoras se incrementó en 14.800 millones de dólares con respecto al año anterior. Estas empresas no han notado el impacto inmediato de la crisis económica", constató Susan Jackson, experta del SIPRI, "y tampoco creemos que necesariamente lo vayan a notar el próximo año o el siguiente", agregó.

Así, parece que la venta de material bélico es un negocio a prueba de malas rachas. Gran parte de los buenos resultados escudriñados por el SIPRI corre, según el Instituto, a cargo de la Casa Blanca. "Los gastos del Gobierno estadounidense en productos y servicios militares son un factor clave, tanto para las empresas del mismo país como para las de Europa occidental, que llevan a cabo una parte importante de sus actividades en el mercado de EEUU", indicó Jackson.

Flash-Galerie ELROB Kampfroboter

Los consorcios estadounidenses y europeos innovan sin cesar en el campo militar: aquí, una cámara de la firma alemana BMS para la desactivación minas.

Entre EEUU y Europa

Entre empresas estadounidenses y europeas se reparte lo más goloso de este pastel. 45 de las 100 compañías objeto del informe tienen su sede en Estados Unidos; 33 proceden de Finlandia, Francia, Alemania, Italia, Noruega, España, Suecia y Suiza. Los 10 primeros puestos del ranking en importancia en el segmento están ocupados por siete firmas estadounidenses y tres europeas. El primer lugar es para Lockheed Martin, de Maryland, y el segundo para el consorcio británico BAE.

LB/ dpa/ afpd/ rtrd

Editor: José Ospina Valencia

DW recomienda