Perú declara la ″emergencia ambiental″ en el lugar del vertido | Las noticias y análisis más importantes en América Latina | DW | 22.01.2022
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

Perú declara la "emergencia ambiental" en el lugar del vertido

La medida se extiende inicialmente por 90 días y pretende facilitar "el manejo sostenible de los territorios afectados".

El gobierno peruano declaró este sábado (22.01.2022) la "emergencia ambiental" por 90 días hábiles en la zona costera dañada por el derrame de 6.000 barriles de crudo hace una semana en el litoral central. Con esta medida, las autoridades prevén realizar "el manejo sostenible de los territorios afectados", con las respectivas "labores de recuperación y remediación" para mitigar la contaminación.

El vertido en el mar, provocado por el fuerte oleaje que siguió a la erupción del volcán en Tonga mientras se abastecía una refinería operada por Repsol, ya afectó a 21 playas y causó la muerte de diversas especies marinas, en tanto causan preocupación sus económicos. El Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) verificó la presencia de hidrocarburos en el mar y en la franja de playa en varios distritos de Lima y la vecina provincia del Callao.

El ministro del Ambiente, Rubén Ramírez, encabeza el Comité de Crisis Ambiental y aprobó esta declaratoria para garantizar el manejo sostenible de los territorios afectados. "El derrame de petróleo crudo constituye un evento súbito y de impacto significativo sobre el ecosistema marino costero de alta diversidad biológica y un alto riesgo para la salud pública", manifestó la resolución que declara la Emergencia Ambiental.

Operarios de limpieza descasan en Ventanilla durante las labores de retirada del crudo el pasado miércoles.

Operarios de limpieza descasan en Ventanilla durante las labores de retirada del crudo el pasado miércoles.

El Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp) comprobó que el petróleo se desplazaba con la corriente en dirección norte, afectando las áreas de la Reserva Nacional Sistema de Islas, Islotes y Puntas Guaneras en 512 hectáreas y la Zona Reservada Ancón en 1.758 hectáreas. Actualmente, la Fiscalía investiga a los responsables por el presunto delito de contaminación ambiental y el buque Mare Doricum, que descargaba el petróleo, está inmovilizado en alta mar con una carta fianza de 39 millones de dólares.

Repsol indicó el viernes que ha retirado más de 1.580 metros cúbicos de arena comprometida y que cuenta con más de 840 personas capacitadas para esta labor de limpieza, que no calcula culminar hasta fines de febrero, lo que también fue confirmado por el Ministerio del Ambiente.

lgc (apf/efe)

Ver el video 02:35

Tragedia ambiental en Perú

DW recomienda