Perú: Claros síntomas de mejoría democrática | El Mundo | DW | 06.06.2006
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Perú: Claros síntomas de mejoría democrática

El ex presidente peruano Alan García ganó con el 53% de los votos la segunda ronda de elecciones en el Perú. DW-WORLD conversó al respecto con Anja Dargatz, relatora para la región andina de la Fundación Friedrich Ebert.

Si Alan García no logra combatir la pobreza...

"Si Alan García no logra combatir la pobreza..."

DW-WORLD: ¿Estaría usted de acuerdo con ciertos editoriales de la prensa europea que aseveran que los peruanos se han decidido por el mal menor?

Anja Dargatz: Desde mi punto de vista, sí. Me sumo a la mayoría que opina que, efectivamente, en menor parte fue un voto a favor de Alan García. Existen bloques fijos que votaron por Alan García, un 25%, el que corresponde a los miembros del partido, a los apristas. Los otros que lo llevaron a alcanzar su 53% no son sus amigos políticos. Son gente de la clase media y la alta; los votos de Lourdes Flores. Sin sus votos no hubiera podido ganar y por ello, él debe tenerlos en consideración.

DW-WORLD: ¿Apoyaría usted, entonces, la opinión de algunos analistas de la prensa europea de que Alan García debe agradecer su triunfo al miedo de la gente?

Anja Dargatz: ¿Al miedo de la gente ante Ollanta Humala? Pues sí, si digo que ha sido una elección en contra de Ollanta Humala, tiene que ver con que la gente tenía miedo -y más aún desde que Hugo Chávez lo apoyó- de que tomara un curso autoritario. Aparte de que lo hubiera hecho o no, eso disparó los miedos y la gente se decidió, entonces, mejor por un candidato tradicional que por el candidato del extrarradio politico.

DW-WORLD: ¿Los peruanos olvidaron, acaso, el poco exitoso primer mandato de Alan García?

Anja Dargatz: Yo no creo que la gente lo haya olvidado. Durante la campaña casi se lo puso contra la pared para que se distanciara o disculpara por su pasado. Eso demuestra que la opinión pública lo exigía de alguna manera, pues actuó en su primera mandato de una forma que causó daño a Perú. Sería plausible decir que la gente votó por él porque no había alternativa; no creo que la gente lo haya olvidado.

DW-WORLD: ¿Diría usted que Perú ha crecido en cuanto a cultura democrática en los últimos años?

Anja Dargatz: Yo creo que sí. Creo que eso sucede en toda la región andina. Aún cuando se pueda encontrar todavía ciertos puntos flojos como la inestabilidad, la corrupción, el sólo hecho de que exista un claro ganador de estas elecciones, de que el adversario reconozca su triunfo y la alta participación electoral de 80%, algo que en Alemania ya es casi impensable. Todo ésos son síntomas claros de que las estructuras democráticas se vuelven más sólidas, no sólo en Perú sino también en los otros países andinos.

DW-WORLD: ¿Mirando hacia el futuro, ¿qué representa un gobierno de Alan García para los planes de integración latinoamericana, como los de Hugo Chávez?

Anja Dargatz: Por un lado se tiene una cierta simpatía de que García no se haya elegido a un adepto de Chávez, por otro lado se ha pronunciado bastante claramente en contra de Chávez. Esto podría aportar a una polarización. Existe un cierto peligro -aunque en tiempo electoral todo es mucho más ruidoso que luego en la política real- que García ponga en práctica lo dicho, y que busque más la cercanía de Lula y Bachelet y acentúe la distancia hacia Chávez. Eso significaría que Venezuela se aislaría aún más, pues que Chávez no encontrase haría más difícil tratar con él. Más manejable sería llevar con él una relación estratégica. Esto representa un peligro de desestabilización. Pero primero que nada, habría que a ver si García pone en práctica sus palabras. Por lo demás, un presidente que no viene del extrarradio político, que representa un partido tradicional es más bien un factor estabilizador. Tiene un programa y experiencia gobernando son indicios de continuidad y de confianza política. Indicios he dicho.

DW-WORLD: ¿La comunidad internacional se siente, entonces, aliviada de que Ollanta Humala no haya ganado?

Anja Dargatz: Estoy relativamente segura. No puedo hablar por cada uno de los actores en la comunidad internacional, pero creo que en muchos existe un cierto alivio al tener que ver con un presidente al que se conoce, aunque tenga una sombra negativa en su pasado, que tiene estructuras tras suyo.

Combo Garcia und Humala Präsidentschaftswahl Peru

Alan Garcia/ Ollanta Humala en abril de 2006

DW-WORLD: ¿Qué pasará con el movimiento nacionalista de Ollanta Humala?

Anja Dargatz: Por un lado, programáticamente, no se encuentran muy lejos de Alan García y los apristas. En cuanto a lo sociopolítico, en cuanto al curso anti neoliberal están bastante cerca. Y para poner en práctica sus promesas electorales, García haría bien en pactar con la gente de Humala. Con ello tienen la posibilidad de participar en la configuración de la política. Por otro lado están las elecciones regionales en medio año, en donde está por verse cuán bien parados salen los apristas. Dado que en el ámbito rural, Humala salió bastante bien, se puede imaginar un escenario en el que las representaciones regionales estén dominadas por el bando de Humala.

El partido de Ollanta Humala tiene muchas posibilidades ahora de participar en la política de Perú, y si es inteligente las aprovechará para ejercer una oposición constructiva; gana experiencia y hace de su partido una opción política con programa, se distancia de algunos de los resbalones que ha tenido en la campaña, se piensa mejor si Chávez es de verdad su mejor amigo político… y la Unión puede llegar a ser un verdadero partido político.

DW-WORLD:¿Y volver a presentarse a elecciones?

Anja Dargatz: Si la gente se decepciona de García, sí. Si no logra combatir la pobreza -aunque eso es una cuestión de percepción-, la gente votará otra vez por su opositor. Eso dependerá de cómo se desarrolle la Unión en estos años.

Páginas 1 | 2 | Artículo completo

DW recomienda