Pence termina gira latinoamericana en Panamá | América Latina | DW | 18.08.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

Pence termina gira latinoamericana en Panamá

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, concluyó su gira por América Latina en Panamá, prometiendo prosperidad para los “países amigos” de Washington y un boicot tanto político como económico contra Venezuela.

Este jueves (17.8.2017), Mike Pence concluyó en Panamá la breve gira que lo llevó previamente a Argentina, Chile y Colombia. Su primer periplo por América Latina como vicepresidente de Estados Unidos comenzó el pasado domingo (13.8.2017). Aunque el segundo "hombre fuerte” de Washington prometió prosperidad para los "países amigos” de la Casa Blanca en la región, el punto fuerte de sus declaraciones fue su amenaza de boicotear al régimen de Nicolás Maduro en Venezuela tanto política como económicamente.

"En Venezuela lo que estamos viendo es una tiranía”, dijo Pence, advirtiendo que la transformación del país sudamericano en un Estado fallido afecta inevitablemente a sus vecinos. El vicepresidente enfatizó que el colapso de Venezuela puede intensificar el narcotráfico y la migración descontrolada en el continente. Alertó también que Estados Unidos seguiría imponiendo sanciones políticas y económicas hasta que fuera reinstaurada la democracia en esa nación; pero le pidió respaldo al presidente panameño.

Medidas imprecisas, pero inminentes

 "Lo que vamos a hacer para Venezuela lo vamos a tener que hacer juntos”, sostuvo Pence. El mandatario panameño, Juan Carlos Varela, reiteró su preocupación "por la inestabilidad” en Venezuela y aseguró que, en los próximos días, su país tomaría "medidas que respaldan el retorno al orden democrático” en la nación sudamericana, subrayando que no sólo le preocupa la crisis interna de Venezuela, sino los riesgos que ésta representa para la seguridad nacional de Panamá, que ha acogido a numerosos emigrantes venezolanos.

Varela reiteró su posición "de que el Gobierno del presidente Nicolás Maduro debe respetar la separación de poderes, los derechos humanos, las libertades y la urgencia de negociar una salida política en el marco de la Constitución vigente en Venezuela para el bienestar de su población”. Varela se refería a la Carta Magna de 1999 que una controvertida Asamblea Nacional Constituyente –promovida por Maduro y elegida en circunstancias reñidas con el Estado de derecho– intenta reformar.

El "caso Ortega-Ferrer”

Esa Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela, integrada en su totalidad por miembros del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), acaba de sustituir a la fiscal general, Luisa Ortega Díaz, y de anular la inmunidad parlamentaria de su esposo, el diputado Germán Ferrer, luego de que ambos se deslindaran del partido de Gobierno sin dejar de identificarse como chavistas. Ahora el oficialismo ha acusado a la pareja de estar tras una red de extorsión. Una suerte similar ha sido corrida por otros chavistas disidentes. 

El fiscal nombrado por la Asamblea Nacional Constituyente, Tarek William Saab, responsabilizó a Ortega Díaz por las 123 muertes ocurridas en el marco de las protestas antigubernamentales que tuvieron lugar entre abril y agosto, atizadas por el golpe judicial propinado al Parlamento. A finales de marzo, Maduro le ordenó al Tribunal Supremo de Justicia que despojara de sus facultades al Poder Legislativo, de mayoría opositora.

ERC ( dpa / EFE )   

DW recomienda