Pekín a Hong Kong: ″El que juega con fuego, muere quemado″ | El Mundo | DW | 06.08.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Pekín a Hong Kong: "El que juega con fuego, muere quemado"

Un alto funcionario chino advirtió a manifestantes hongkoneses que no subestimen el "inmenso poder" de China. Miembros de movimiento prodemocracia hongkonés respondieron en una inusual rueda de prensa.

Tras una jornada de huelga general y manifestaciones en la excolonia británica, Yang Guang, portavoz de la Oficina de Asuntos de Hong Kong y Macao, advirtió a los manifestantes de Hong Kong que no subestimen "nunca la firme determinación y el inmenso poder del gobierno central de China".

"Debe quedar muy claro para el pequeño grupo de criminales violentos y sin escrúpulos: el que juega con fuego, muere quemado", afirmó Yang en una rueda de prensa en Pekín. "Al final serán castigados", insistió el alto responsable chino.

Yang Guang: no subestimen nunca la firme determinación y la inmensa potencia del gobierno central de China. (picture-alliance/dpa/China News Service/Y. Kejia)

Yang Guang: no subestimen "nunca la firme determinación y la inmensa potencia del gobierno central de China".

"Toda esa gente que toma a la Policía como objetivo o que prende fuego a comisarías está creando un gran daño a la sociedad (...). Esto tiene que parar", dijo Yang.

"Tenemos que prestar atención a los extremistas que arrojaron la bandera nacional china al mar, desafiando la soberanía nacional y el principio de 'un país, dos sistemas'. Esto se ha ido de las manos y hay que llevarlos a la Justicia", amenazó el funcionario, en una rueda de prensa en la que no quiso responder a la pregunta de un periodista de si China renunciará o no al uso de la fuerza para solventar la crisis.

Esta es la advertencia más dura formulada por Pekín desde el comienzo de las protestas a principios de junio contra un proyecto de ley sobre la extradición de habitantes de Hong Kong hacia China. El proyecto fue suspendido pero las manifestaciones, cada vez más violentas, continúan.

Entretanto, más de 12.000 agentes antidisturbios chinos han llegado a la vecina localidad de Shenzhen, para participar en un simulacro de disolución de protestas con vistas a la celebración del 70 aniversario de la fundación de la República Popular China, según anunció el cuerpo policial en la red social Weibo, durante esta misma jornada. 

Simulacro de disolución de protestas en Shenzhen. (Reuters/Southern Metropolis Daily/G. Wei)

Simulacro de disolución de protestas en Shenzhen.

Activistas enmascarados responden

Entretanto, tres miembros del movimiento prodemocracia hongkonés, con mascarillas en el rostro, dieron una inusual rueda de prensa para, según ellos, no dejar el monopolio de la comunicación al ejecutivo de la ciudad, alineado con Pekín.

Es la primera vez que miembros de la protesta participan en una rueda de prensa formal. Por temor a represalias judiciales, el movimiento no cuenta con ningún líder identificado claramente. Sus miembros organizan sus acciones en las redes sociales.

Vestidos con la ya emblemática ropa de la protesta -una camiseta negra y un casco de obrero amarillo- dos hombres, que llevaban mascarillas que les cubrían la cara, y una mujer tomaron la rara iniciativa de hablar ante la prensa este martes.

Ver el video 01:41

Video de propaganda chino sobre Hong Kong alerta sobre la idea de una intervención militar

"Esta plataforma tiene como objetivo hacer contrapeso al monopolio del gobierno sobre el discurso político respecto a este tema", dijo uno de los tres, y aseguró que ninguno se expresaría en nombre de ningún movimiento o partido político. Aseguraron que daban esta rueda de prensa "por el pueblo, para el pueblo".

"Pedimos al gobierno que devuelva el poder al pueblo y responda a las peticiones de los ciudadanos de Hong Kong", dijeron leyendo declaraciones en inglés y en cantonés.

Violencia y demandas

La conferencia, como las declaraciones de Pekín, se celebró al día siguiente de una de las jornadas más violentas desde el inicio de las protestas, con una huelga general, numerosas manifestaciones salpicadas de altercados con la policía, y una acción de gran impacto de bloqueo del metro de la ciudad.

Ver el video 01:58

Nueve semanas de protestas

"Perturbaciones tan intensas [...] socavaron seriamente la ley y el orden en Hong Kong y empujan a la ciudad al borde de una situación muy peligrosa", denunció el lunes la jefa del ejecutivo hongkonés pro-Pekín, Carrie Lam, ante la prensa. 

Los tres manifestantes le contestaron hoy: "El gobierno actual [...] eligió no asumir responsabilidades", dijo uno de ellos en inglés. "Este escandaloso comportamiento debe ser condenado". Igualmente denunciaron la violencia policial que da muestra, según ellos, de una "total pérdida de autodisciplina" y de su "incompetencia".

Además de la dimisión de Lam y del abandono definitivo del proyecto de ley sobre las extradiciones a China, actualmente suspendido, los manifestantes piden una investigación sobre la acción de la policía, una amnistía para los manifestantes detenidos y el sufragio universal.

rml (afp, ap, efe)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube 

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema