Parteras en Alemania: ¿un oficio sin futuro? | Sociedad | DW | 26.02.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Sociedad

Parteras en Alemania: ¿un oficio sin futuro?

¿Se encuentra la profesión de partera al borde de desaparecer en Alemania? Muchas parteras y familias lo temen. En una petición online llaman a los políticos a mejorar las condiciones de trabajo de las parteras.

Cuando Bianca Kastina habla de la matrona que la asistió en el nacimiento de su hija, su entusiasmo es inocultable. A diferencia de los médicos a los que había visto antes en numerosas citas, la partera de la Maternidad de Münster, en la que su hija vino al mundo a finales de 2012, les dedicó tiempo a ella y a su esposo. “Permanecimos juntas, sentadas, durante horas; sentí que me estaba tomando en serio, que me tenía en cuenta”.

La maternidad cerró sus puertas en el verano de 2013, debido a escasez de personal. “A nuestras colegas jóvenes les parece una tarea demasiado ardua el tener que asumir, por una mínima remuneración, la inmensa responsabilidad y la disponibilidad permanente que esto requiere”, se puede leer en la página web de la maternidad. El cierre llevó a Bianca Kastina a hacer una petición online, instando a crear conciencia sobre las difíciles condiciones de trabajo que enfrentan las parteras en Alemania. Dirigida al nuevo ministro de Salud, se titula “Estimado señor Gröhe, ¡salve a nuestras parteras!”.

Libertad de elegir

Bianca Kasting Initiatorin Online-Petition Unterstützung deutscher Hebammen

Bianca Kasting ha logrado un apoyo masivo para su petición, que busca mejorar las condiciones laborales de las parteras.

La petición online ha recibido ya el apoyo de 240 mil personas. Para esas persoans se trata, ante todo, de un tema que tiene que ver con la libertad de elección. Quieren ser capaces de decidir por sí mismas cómo y dónde traer a sus hijos al mundo: si en un hospital, una maternidad o incluso en el propio hogar. La legislación reconoce este derecho, pero, conforme hay cada vez menos parteras que trabajan como profesionales independientes y más maternidades que cierran sus puertas, esa libertad de elección se reduce. “A mi me gustaría, como madre, gozar del derecho de contar con la ayuda de una partera y eso, en muchos lugares de Alemania, ya no es posible”, dice Bianca Kasting.

La falta de interés por la carrera de matrona, en años recientes, no se debe solo a los requisitos de disponibilidad o al magro salario- de 8.30 euros por hora, en promedio, según la Federación de Parteras de Alemania (DHV). Ante todo, existe el problema de que, al momento de asegurarse, las primas por responsabilidad legal para las parteras se han vuelto cada vez más elevadas. Mientras que, en 2004, se pagaba alrededor de 1350 euros por año, desde julio 2014 la cifra será de aproximadamente 5100 euros. Incluso para las parteras independientes, que no emplean asistentes, la cifra ha aumentado, aunque no tan fuertemente.

Pero el mayor problema es que ya casi no hay aseguradoras que ofrezcan pólizas de responsabilidad para parteras. El consorcio de seguros que las ofrecía hasta hoy considera no hacerlo más. La compañía de seguros “Nürnberger Versicherung” ha anunciado que abandonará esa opción en julio de 2015. La única alternativa que quedaría es al aseguradora Allianz, cuyas primas, sin embargo, serían bastante altas.

“Prohibición de trabajo para parteras independientes”

Symbolbild Hebamme

Las matronas independientes participan en el nacimiento de cerca de un cuarto de los niños de Alemania.

Sin un seguro obligatorio, para las matronas es imposible ejercer su oficio. Por ello, la Federación de Parteras Independientes de Alemania (BfHD) habla de una “prohibición laboral” y de que su ocupación “está seriamente amenazada de desaparecer”.

La cifra de parteras independientes ha disminuido en los últimos cinco años en Alemania en casi un 25 por ciento. Actualmente hay aún 3.500 en Alemania, en contraste con las entre 20 mil y 25 mil que abarca el gremio de las parteras en su conjunto. No se trata, en absoluto, de una cifra enorme. El significado de las matronas independientes no debe ser subestimado, dice Katharina Jeschke, responsable de defender sus intereses en la DHV. Las parteras independientes no se ocupan solo de partos en el hogar o maternidades. Las ayudantes de parto independientes trabajan también en hospitales como parteras asistentes. Casi un cuarto de los niños de Alemania vienen al mundo con el apoyo de una matrona independiente.

La fuente de los fondos

Bianca Kasting asegura, ante la petición online elevada en conjunto, que “los políticos pueden ver que aquí hay padres que han puesto manos a la obra y que toman el tema muy en serio”. Espera que, en los próximos meses, el ministro de Salud, Hermann Gröhe (demócrata cristiano de la CDU), anuncie medidas de apoyo a las parteras. ¿Cuáles podrían ser éstas?

Las federaciones de las parteras no niegan el encarecimiento del tratamiento que se requiere tras complicaciones durante o después del parto. El aumento de la esperanza de vida, producto del progreso en la medicina, he hecho también que el cuidado y la terapia que se derivan de cualquier complicación seria se extiendan también un tiempo mucho mayor, aclara la Confederación Alemana de Aseguradoras, lo que hace que los costos se incrementen.

¿Cómo se puede parar esto? Debe calcularse y determinarse la responsabilidad de las parteras, dice Katharina Jeschke. Solo habría una opción: “debe limitarse su responsabilidad". Eso significa que debería determinarse una suma máxima que estas deben pagar. Los que supere ese importe podrían ser cubierto a través de un fondo de los contribuyentes o de dinero del sistema de seguridad social.

Jeschke cree que la cantidad de signatarios que se han plegado a su petición online ha servido para reconocer que “la población entiende el valor que tienen de las parteras. Éstas acompañan a las madres desde el inicio de su embarazo y a través del parto hasta el final de la lactancia del bebé. Se trata de un lapso de un año y medio, en el que la madre recibe apoyo de la partera”. Las parteras no son un lujo, sino un valioso acompañamiento para las mujeres durante la maternidad