Pakistán pide suspender ataques de drones estadounidenses | El Mundo | DW | 24.10.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Pakistán pide suspender ataques de drones estadounidenses

En el encuentro de los mandatarios de Estados Unidos y Pakistán, destinado a mejorar las relaciones entre ambos Estados, el hombre fuerte de Islamabad pidió a Obama que suspendiera los ataques de drones en su país.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, prometió este miércoles (23.10.2013) considerar las preocupaciones de Pakistán sobre lo que acontece en territorio afgano tras el final de la guerra, pero no se pronunció sobre el llamado hecho por el hombre fuerte de Islamabad, Nawaz Sharif, para que se suspendieran en su país los ataques perpetrados por aviones no tripulados o drones.

"Saqué a relucir la cuestión de los drones en nuestra reunión, subrayando la necesidad de que ese tipo de ataques acaben", reveló Sharif a los periodistas al término de su reunión con Obama, punto culminante de la visita que desde comienzos de semana realiza el primer ministro paquistaní. En la noche anterior al encuentro, Sharif ya había comentado que los ataques perpetrados por los drones, sobre todo en la zona fronteriza con Afganistán, constituyen un "gran factor perturbador" para la relación bilateral y sabotean los esfuerzos por acabar con el terrorismo en Pakistán.

Amnistía Internacional habla de “crímenes de guerra”

Obama y Sharif se reunieron para reforzar la cooperación en la lucha contra el extremismo talibán.

Obama y Sharif se reunieron para reforzar la cooperación en la lucha contra el extremismo talibán.

La reunión entre Obama y Sharif se produjo un día después de que Amnistía Internacional (AI) publicara un informe en el que se afirma que Estados Unidos llevó a cabo "homicidios ilegales" en Pakistán con aviones no tripulados y pidiera responsabilidades a Washington por unas acciones que la organización considera que podrían ser calificadas como crímenes de guerra. La Casa Blanca rechazó de inmediato esas acusaciones afirmando que "las operaciones antiterroristas estadounidenses son precisas, legales y efectivas".

Obama recibió al primer ministro pakistaní en la Casa Blanca para reforzar la cooperación de ambos países en la lucha contra el extremismo talibán en Asia. Muchos afganos miran con desconfianza al Gobierno pakistaní por haber apoyado al régimen talibán en el pasado. Pero, en un comunicado conjunto, Sharif y Obama instaron a los talibanes a iniciar un proceso de paz con el Gobierno afgano.

Las Fuerzas Armadas de Estados Unidos están a punto de abandonar Afganistán –la retirada está pautada para 2014–, de ahí el interés de Washington en mejorar sus vínculos con Pakistán y contar nuevamente con su colaboración en la región. Obama liberó las ayudas económicas –1.600 millones de dólares para las Fuerzas Armadas paquistaníes– que había congelado cuando las relaciones bilaterales se agriaron en 2011.

Las tensiones se intensificaron luego de que militares estadounidenses asesinaran al líder de Al Qaeda, Osama bin Laden, en Pakistán.

ERC ( dpa / AFP )

DW recomienda

Publicidad