Pakistán: nuevo atentado en Quetta | El Mundo | DW | 11.08.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Pakistán: nuevo atentado en Quetta

Apenas tres días después del ataque con bomba en el que murieron 72 personas en el oeste de Pakistán, un artefacto explotó al paso del vehículo de un juez y el coche policial que lo escoltaba. Hay al menos 13 heridos.

CMH Quetta Pakistan Nawaz Sharif

El primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif, se desplazó hasta Quetta el lunes, horas después del atentado.

Al menos 13 personas resultaron heridas hoy (11.08.2016) por la explosión de una bomba que tenía como objetivo el vehículo de un juez en la ciudad de Quetta, en el suroeste de Pakistán. Este nuevo atentado se produjo tan sólo tres días después del ataque suicida contra un hospital en esa misma ciudad que causó 72 muertos, la mayoría de ellos abogados.

Una bomba de tres kilos fue accionada por control remoto esta mañana al paso del vehículo del juez Zahoor Shawani y un coche policial que le escoltaba, dijo a EFE el portavoz de la Policía de la ciudad, Ghulam Akbar. La fuente indicó que 13 personas resultaron heridas en la explosión, entre ellas cuatro policías.

El ministro del Interior de la provincia de Baluchistán, Sarfaraz Bugti, dijo que el ataque estaba dirigido contra el juez y los policías que le escoltaban. "Estos ataques tienen como objetivo sabotear el Día de la Independencia en Baluchistán (el 14 de agosto). Estamos en una zona de conflicto y lucharemos con renovadas fuerzas", declaró Bugti a los medios en el lugar de la explosión.

El ataque se produce tres días después de la matanza de 72 personas en un asalto suicida en un hospital de Quetta, donde se habían congregado abogados y periodistas tras el asesinato poco antes de un letrado. De los 72 muertos, 55 eran abogados. Horas después, tanto Al Qaeda como el grupo yihadista Estado Islámico reclamaron la autoría del ataque.

En los últimos meses varios letrados han sido atacados en Baluchistán, región suroccidental donde operan grupos armados de corte separatista, además de facciones talibanas y grupos yihadistas. El Gobierno paquistaní considera que los talibanes han adoptado una nueva estrategia de atacar objetivos "blandos" del ámbito de la justicia o de la educación para causar un mayor impacto ante el incremento de la presión militar sobre ellos.

El ataque del lunes es uno de los más graves en lo que va de año en Pakistán, junto con el atentado suicida en un parque de Lahore que causó 73 muertos y más de 350 heridos en marzo.

JC (EFE, dpa)




DW recomienda

Publicidad