Pakistán le debe una disculpa a Asia Bibi | Política | DW | 29.01.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Opinión

Pakistán le debe una disculpa a Asia Bibi

El Tribunal Supremo pakistaní confirmó su decisión de absolver a Asia Bibi de los cargos por blasfemia. La grave injusticia que mantuvo a la mujer cristiana en prisión casi una década, exige un acto de introspección.

La decisión del Tribunal Supremo pakistaní, que el martes desestimó una apelación contra la absolución de Asia Bibi, es encomiable. Los jueces del Tribunal Superior han demostrado un inmenso coraje en su decisión de defender su veredicto del 31 de octubre de 2018, que liberó a esta mujer cristiana de casi una década tras las rejas.

No fue una decisión fácil, seamos justos. Somos conscientes de la sensibilidad que rodea el asunto de la blasfemia en Pakistán. Dos políticos importantes de ese país fueron asesinados a plena luz del día por hablar a favor de Bibi. Hay muchos ejemplos de manifestaciones violentas, donde linchan a presuntos blasfemos. Los abogados y jueces que apoyan a las víctimas de las acusaciones de blasfemia son amenazados abiertamente por extremistas. Luego están los grupos religiosos que usan las leyes contra la blasfemia para ganar más poder político. Por lo tanto, el mérito por la "libertad" de Bibi recae definitivamente en el poder judicial.

Tampoco debemos olvidar que la naturaleza del caso de blasfemia contra Bibi no fue solo un asunto legal, sino que abarcó una serie de problemas políticos, principalmente la incapacidad del Ejecutivo para controlar a los islamistas y desviarse de la narrativa ultraislamista del Estado. Los legisladores pakistaníes se han negado a abordar las polémicas leyes de blasfemia que han derivado en asesinatos brutales e innumerables encarcelamientos en las últimas dos décadas. Los políticos siempre han tratado de no confrontar a los islamistas, que tienen un inmenso poder en las calles para paralizar el país, como hemos podido comprobar en el pasado.

La derecha religiosa maldecirá el medio año de gobierno del primer ministro Imran Khan por la decisión del tribunal, pero el jugador de cricket convertido en político ha mostrado un gran compromiso al defender el Estado de Derecho. 

Shams Shamil, periodista de DW.

Shams Shamil, periodista de DW.

Necesidad de reforma

El veredicto no debe ocultar el hecho de que Bibi, madre de cinco hijos, perdió sus mejores 10 años tras las rejas. Esto demuestra que debe reformarse el sistema legal de Pakistán, y que las leyes contra la blasfemia deben debatirse en el Parlamento sin temor a los islamistas.

Esta decisión histórica definitivamente ha allanado el camino para que Bibi pueda salir de Pakistán, un país donde los religiosos de línea dura van en busca de su sangre. Pero no debemos hacer caso omiso al hecho de que el tribunal liberó a Bibi mediante el uso de las mismas leyes de blasfemia que la llevaron a la cárcel. El Tribunal Superior absolvió a Bibi y luego rechazó la apelación contra su absolución por falta de testigos.

El camino del futuro

Muchos países occidentales han ofrecido asilo a Bibi, por lo que es muy probable que abandone el país muy pronto. Según informes, sus hijas están en Canadá, y ese es el lugar donde Bibi podría terminar. Posiblemente podría refugiarse en Europa, donde tiene muchos seguidores.

Es hora de que Bibi comience una nueva vida. Tanto la tradición cristiana como la islámica valoran enormemente el perdón, y no sería sorprendente que Bibi perdonara a quienes la maltrataron, tanto a las personas como al Estado. Pero Pakistán definitivamente debe disculparse con Bibi. Y la mejor manera de hacerlo sería asegurándose de que ninguna otra persona sea víctima de las leyes de blasfemia. Nunca más.

(rmr/er)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube 

 

DW recomienda